ALFA ROMEO STELVIO

Views: 860

El primer SUV de la marca italiana

Con toda una serie de plataformas disponibles de las marcas Jeep y Maserati, FSA ha podido dotar a su marca huérfana con su primer SUV y lo ha encuadrado como competidor del Porsche Macan o el Audi Q5. Para su nombre han elegido el del famoso paso alpino Stelvio, que cuenta con una carretera con 48 curvas de 180 grados, lo que da una idea del enfoque de este vehículo.

Para la motorización han tomado el motor MultiAir de Fiat, con distribución electrohidráulica y turbo que genera 280 HP y como opción un V6 doble turbo de 2.9 litros que ofrece 510 HP. En los dos casos la transmisión es una automática de 8 velocidades con convertidor de par, que permite un uso manual mediante levas tras el timón.

Alfa Romeo anuncia unas prestaciones interesantes para el motor de 4 cilindros, con una aceleración 0-100 km/h de 5.7 segundos y una velocidad punta de 230 km/h. Cifras muy buenas y más teniendo en cuenta que homologaron cifras de consumo promedio del orden de los 14.30 km/litro (53.71 km/galón).

El Stelvio cuenta con un selector de modos de manejo con cuarto programas: Dynamic, Natural, Advance Efficiency y Race. Este último muy enfocado a un manejo agresivo. Tiene además un sistema de seguridad al que la marca ha bautizado como CDC (Chassis Domain Control) en el que una computadora controla el diferencial trasero activo, el selector de programas de manejo y el control de tracción, actuando en situaciones críticas y evitando una posible perdida de control.

Aunque habían rumores de que habría una versión de tracción trasera, la realidad es que tanto la versión de 4 cilindros como la V6 son tracción a las 4 ruedas mediante un sistema electrónico que entrega el 60 por ciento de la fuerza a las ruedas delanteras, en situaciones normales.

Con la adición de este modelo y la eliminación de Lancia, en el portafolio de FSA, se quiere ampliar el mercado de la marca, con lo que hay la opción de distribuidores en lugares no tradicionales. Nuestro mercado no sería mala alternativa.