AUTOS A ESCALA

Views: 3437

No son juguetes, son reproducciones a escala de autos reales.

De niños todos hemos jugado con autos a escala, pero ya como adultos algunos han seguido coleccionándolos ya no como un juguete sino como un objeto de culto que representa una historia o un recuerdo.

Muchos son los aficionados a los autos, que tienen una buena colección de autos a escala y es que para ellos representan la posibilidad de tener el auto soñado. No es cualquiera el que puede comprar un Ferrari, un Lamborghini o un Bugatti, pero una versión a escala de cualquiera de ellos está al alcance de la mayoría. Lo otro es un tema de espacio, pues mientras un auto real ocupa mucho espacio en nuestro garaje, los a escala necesitan apenas una repisa, aunque para algunos pueden llenar varios cuartos con ellos. Otra gran ventaja es que no hay que hacerles mantenimiento, basta una buena limpiada de vez en cuando.

Casi todos los coleccionistas empezaron esta con un regalo y del primer auto inicial se va pasando a versiones más elaboradas o a juntar modelos de una determinada marca o de un grupo exclusivo, así encontramos colecciones de modelos icónicos como el Volkswagen Escarabajo, o el Ford Mustang o aquellas dedicadas a los súper deportivos o a los autos de los años 50, por poner un ejemplo.

La escala representa la relación del auto contra el modelo real, que en el mundo de los coleccionistas conocen como escala 1:1. Cuanto mayor es el número menor es el tamaño del auto a escala, así una escala 1:10 significa que el modelo es 10 veces menor que el auto real y una 1:43 es que el modelo es 43 veces más pequeño. Cuanto más pequeño, más cantidad de modelos podemos tener en un espacio reducido, pero así mismo menos cantidad de detalles tendremos, por lo que escalas como la 1:87 no son las más buscadas. La escala 1:43 es la preferida de los coleccionistas y en su mundo es casi un dogma que esa es la escala de los profesionales del coleccionista, sin embargo las escalas 1:24 y sobre todo 1:18 son las más populares entre los aficionados, ya que su tamaño permite un gran número de detalles.

Así como hay varias escalas, hay fabricantes y fabricantes, donde el precio de cada pieza puede variar de acuerdo a la fidelidad y a los detalles, por eso no es de extrañar que puedan encontrarse autos con un precio de 5 dólares en una marca y de 50 en otra. Incluso dentro de una misma marca hay diferentes niveles de calidad y detalles y eso se refleja en el precio. Como cualquier objeto de colección los modelos artesanales o de edición limitada pueden llegar a costar una fortuna, especialmente cuando vienen con un certificado de autenticidad numerado.

Uno puede pensar que cuanto mayor sea el modelo más caro, pero esto generalmente es al revés, pues hacer un molde comercial para un modelo grande es más fácil que hacer uno pequeño, por eso es que los autos con escala 1:43 sean los más caros y por tanto los menos apreciados por el coleccionista común.

La próxima vez que se vea tentado a comprar uno de esos autos de colección, tenga en cuenta, que es el primer paso para iniciarse en el hobby, uno que con facilidad se vuelve adictivo.

  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline