HONDA ODYSSEY

Views: 315

ROMPIENDO PARADIGMAS

¿Un minivan con 280 HP y cambios con paletas en el timón? Mamá va a estar feliz.

No importa que Chrysler diga que inventó la minivan, Honda la perfeccionó a tal punto que se ha constituido en el punto de referencia del segmento y con esta nueva generación, han superado lo que hasta ahora habían logrado. Ciertamente se trata de un segmento de mercado donde las ventas son mínimas, pero como vehículo familiar no hay con que ganarle.

La nueva Odyssey parece no haber cambiado mucho contra la anterior en cuanto a carrocería, pues mantienen unas lineas generales similares, aunque ahora hay muchas más lineas laterales y el frente es más alto. Lo más visible es que gracias a una pieza de plástico negro, el techo no parece pegado a la carrocería en la parte trasera, pero cuando lo observamos en detalle veremos que hay muchas cosas nuevas en todo el perímetro.

Encasillar a un vehículo como la Odyssey como “carro de mamá” no solo es un concepto machista sino erróneo, pues tenemos un vehículo que tiene un V6 de última generación, con inyección directa y desconexión automática de cilindros, es decir cuando no se necesita potencia, la mitad del motor deja de funcionar, para consumir menos, que entrega 280 HP y que permite alcanzar los 100 km/h con salida parada en 8.0 segundos. Son cifras difíciles de creer en un auto de este tamaño y peso, pero que son reales, por lo que en carretera, podemos poner en apuros a más de uno que quiera seguirnos.

Otra novedad es la nueva transmisión automática que ya no usa palanca sino unos botones, a los que cuesta acostumbrarse ahora que son novedad, pero que veremos cada vez en más autos, pues es un tema de seguridad y también de ahorro, pues los actuadores eléctricos son más económicos que una serie de piezas metálicas. La versión ELX tiene 9 cambios y la Elite, uno más, con lo que los cambios se hacen mucho más cerca uno de otro, con lo que podemos mantener las revoluciones del motor en la zona de torque máximo, lo que explica su buena aceleración. Si queremos sentirnos como si manejamos un deportivo, podemos hacer los cambios manualmente con unas paletas tras el timón.

La versión base, para Panamá es la EXL, pero la Elite trae todos los juguetes que Honda piensa que podamos necesitar en algún momento, incluso una aspiradora integrada en el auto y colocada en el baúl. La tecnología ha superado al espejito que permitía ver lo que pasaba detrás del conductor, ahora un sistema llamado CabinWatch permite ver con una cámara en el techo lo que hacen los 5 ocupantes de las filas traseras y si algo se sale de control, pegarles un buen grito mediante el CabinTalk a través de las 11 bocinas del equipo y sus 550 watts. Aunque como tenemos un sistema de entretenimiento con pantalla en el techo con un reproductor Blu-ray y conectividad con nuestro celular, de seguro se portarán como angelitos.

Otros elementos exclusivos del Elite son el sun roof, las luces externas de LED, el sistema de navegación con direcciones de Panamá, asientos frontales con tres niveles de aire acondicionado, asientos de la segunda fila que pueden moverse lateralmente si quitamos el asiento central y por último una serie de sistemas de seguridad como el control de velocidad crucero adaptable, sistema de mantenimiento de carril, aviso de salida de carril, sistema de aviso de posible colisión frontal y el sistema de frenado automático CMBS. Las 9 bolsas de aire, el control de estabilidad y tracción, los frenos de disco en todas las ruedas con asistencias electrónicas y la cámara de retroceso son de serie en todas las versiones.

Ambos modelos incluyen un cuadro de instrumentos digital con mucha información, una pantalla central compatible con Android Auto y Apple CarPlay, conectores para recarga del celular y puerto USB, butacas con apoyabrazos en las dos primeras filas, portón trasero eléctrico y apertura de las puertas laterales, desde cada puerta, el puesto del conductor o con el control remoto.

Las 8 plazas que anuncia Honda, son completamente funcionales, pues la tercera fila es cómoda incluso para adultos y funcional ya que es fácil acceder a ella. Otra de las virtudes de este auto es el espacio de baúl, completamente funcional con las tres filas desplegadas e inmenso si decidimos esconder la tercera fila, lo que se hace sin mucho esfuerzo y por una sola persona, adicionalmente tenemos todo un sin numero de lugares donde guardar todo tipo de objetos.

Una vez con el auto en movimiento, impresiona la respuesta del motor y sobre todo una suspensión que ofrece mucho confort y que permite tomar curvas a buena velocidad a pesar de que estamos en un auto que pesa arriba de los 2,000 kilos. Tampoco hay queja con los frenos, pues a pesar de la masa que deben detener, funcionan con precisión y distancias cortas de frenado. Un detalle importante en un auto con un largo de 5.16 metros es que tiene un radio de giro muy corto que le permite girar hasta en una calle de doble sentido que tenga buenos hombros, en una sola maniobra.

Un botón en la consola permite tener un manejo económico, lo que redunda en un consumo más parecido al de un sedán que a un auto de este tamaño, a lo que también ayuda la caja de cambios. Quienes hayan tenido alguna Odyssey anterior notarán que los consumos han bajado drásticamente.

Con la nueva Odyssey, Honda puede presumir diciendo “sigo siendo el rey”, pues ha logrado un vehículo muy seguro, a la vanguardia tecnológicamente hablando, con novedades importantes incluso para un mercado como el nuestro. No es el tipo de vehículo que la gente compra en cantidades, pero si necesita un auto con capacidad para 8 personas y equipaje, para viajar cómodamente, entretenidos y comunicados, este es el mejor.

  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline