LA SEMANA DEL AUTO EN MONTEREY

Views: 338

Paseos, subastas, exhibiciones y el más importante Concurso de Elegancia del continente.

El Concurso de Elegancia de Pebble Beach no es el típico evento de autos clásicos, sino uno de los más exclusivos en el mundo, al punto de que para muchos aficionados y coleccionistas es la meca a la que hay que asistir por lo menos una vez en la vida, pues los autos que allí se presentan no se ven ni en los museos.

Estamos hablando de que solo la “creme de la creme” es invitada a participar y a exponer sus autos en el hoyo 18 de uno de los club de golf más exclusivos del mundo, el Pebble Beach Golf Links, donde la entrada general para ver los autos el domingo cuesta 375 dólares por persona. Si por el contrario queremos ser parte de la premiación y participar del buffet, hay que pedirlo con dos meses de anticipación y depositar por adelantado 825 dólares, que en ningún caso pueden reembolsarse. Para aquellos en los que el costo no sea problema y que quieran codearse con los dueños de los autos y estar en primera fila (es un decir, aunque son los que estarán más cerca) en la premiación, el costo es de 2,500 dólares, que tampoco son reembolsables ni transferible, con el agravante, de que debe ser pre aprobado por los organizadores.

Como el “Concours” es un evento elitista, se fueron creando con los años una serie de eventos en los días anteriores a ese, entre los que se incluyó un paseo para algunos de los autos participantes, que son acompañados de una veintena de autos tan exclusivos y raros como esos. A ese evento lo bautizaron The Quail Rally y con él se inicia lo que desde hace unos pocos años se conoce como “La Semana del Auto en Monterey” y que no debe confundirse con el Tour d´Elegance, donde deben participar todos los autos del Concours, en un recorrido muy pintoresco de 17 millas por una serie de carreteras de la península de Monterey.

La primera edición de The Quail Rally se celebró en 1997, marcando la diferencia entre ese evento y el “Tour”, donde el último está reservado a los autos del Concours mientras el Quail consistió en agrupar una treintena de autos muy exclusivos, distintos a los del Concurso, con lo que se creaban dos eventos a partir del original y se daba campo a una serie de autos que no podían participar del Concurso, que con su inscripción contribuían a recaudar fondos para organizaciones de caridad. El grupo de 30 exóticos, que este año incluyó a varios Bugatti, hicieron tres recorridos distintos, empezando el lunes 20.

Otro evento que utiliza también el nombre Quail, es una exhibición de autos deportivos y exóticos.

El nombre viene dado por el lugar donde se hace la exhibición: Quail Lodge and Golf Club y este año reunió a 250 vehículos, pues también se incluyen motocicletas. Este año el Best of Show fue un Lancia Aurelia Spider de 1953, movido por un motor V6 de 2.0 litros con carrocería de Pininfarina, de los cuales solo se hicieron tres y ninguno es exactamente igual al otro. Como este año se celebran los 70 años de Porsche, habían bastantes ejemplares de la marca, pero dos RUF se llevaron la mayoría de miradas. Otra marca con presencia notoria fue Lamborghini, que entre Espadas y Countach, escondía un Marzal, el concepto hecho por Bertone a finales de los años 60.

Este evento es la tribuna que utilizan algunas marcas patrocinadoras, para mostrar tanto sus conceptos como sus últimas novedades, entre ellos Audi, que presentó un concepto de deportivo eléctrico llamado PB18 E-Tron, o Infiniti que mostró un extraño deportivo, también eléctrico, sin techo y un solo asiento, con el original nombre de Prototype 10. Lamborghini por su parte mostró al Aventador SVJ, un vehículo de producción limitada. Bugatti también trajo una novedad, el Divo, un hiperdeportivo derivado del Chiron, con el motor de 1,500 HP, pero con una carrocería 35 kilos más liviana y con una mayor carga aerodinámica, con mayor refrigeración para el motor. En la presentación se confirmó que las 40 unidades que pueden producir ya tiene dueño y que cada uno deberá cancelar 5 millones de euros por cada unidad.

Culminado el evento en Quail, arranca al día siguiente el Tour d´Elegance, exclusivo para los autos del concurso. En este evento se hace un recorrido que se anuncia con varias semanas de anticipación de manera que quien quiera ver ese desfile de obras de arte en movimiento, puede acomodarse a un lado del recorrido y verlos pasar. La ciudad de Carmel, es el lugar con mayor asistencia de espectadores, pues ofrece las mayores facilidades, aunque el lugar favorito de periodistas y conocedores, es en los tramos de la Highway One, cercanos al mar, pues el océano permite un fondo natural muy espectacular.

Otra exhibición importante se celebra en el Black Horse Golf Course y esta es exclusiva para autos italianos, por lo que lleva el nombre de Concorso Italiano, donde se expuso casi un millar de autos de ese o rigen y que en una reñida competencia, fue ganado por un Alfa Romeo 6C

Tres grandes subastas se suceden durante esa semana en Pebble Beach, que atraen a gran cantidad de personas, muchas de las cuales no vienen a comprar sino a ver los autos y ser parte de una experiencia emocionante, aparte de que pueden tomar alguno de los seminarios que ofrecen expertos y una de las casas de subasta, que ayudan a comprender la mecánica de ellas y a saber escoger el auto, ya sea como inversión o como un elemento de disfrute.

El viernes, durante la subasta de Gooding & Co, un Duesemberg SSJ Roadster de 1935 se vendió por 22 millones de dólares, rompiendo el récord para el auto americano mas caro vendido en una subasta, pero la cifra quedó eclipsada en la siguiente noche cuando RM Sotheby, puso para la puja un Ferrari 250 GTO, propiedad e uno de los principales ejecutivos de Microsoft, por el que un comprador desconocido ofertó 48.5 millones de dólares. Entre las tres casas de subastas se reportaron ventas en el orden de los 368 millones de dólares, un incremento de un 12 por ciento sobre el año anterior.

Todos estos eventos sirven de telón de fondo para el evento principal, el Concours d´Elegance, cuya primera edición data de 1950 y que este año reunió a 200 de los autos más exclusivos jamás fabricados. Autos que compiten no en un evento de velocidad sino en uno donde se juzga: elegancia, originalidad y perfección.

Este está considerado uno de los eventos más competitivos e importantes del mundo automotriz, por lo que todos los autos participantes, han sido invitados por un comité de expertos de todo el mundo de acuerdo a su técnica, estilo y calidad, que luego serán juzgados por personalidades dentro del mundo de los coleccionistas, del deporte a motor y del diseño automotriz. Son bastantes las categorías bajo las que se juzgan los autos, por lo que el Best of Show de este año se llevó también los honores en otras dos categorías. El vencedor fue un Alfa Romeo 8C 2.9 de 1938 carrozado por Touring sobre un chasis de Grand Prix y propiedad de un coleccionista de Beverly Hills.  Menciones honoríficas se entregaron al propietario de un Talbot Lago T26 Grand Sport Figoni Fastback Coup de 1948, proveniente de la República Checa y para un Duesemberg J Murphy Town Limousine de 1929, de la colección  Lehrman de Palm Beach.

  • Supercar Weekend - TVR Griffith ready for demonstration runs
  • Supercar Weekend - demonstration runs 2
  • Supercar Weekend - demonstration runs 6
  • Supercar Weekend - demonstration runs 24
  • Supercar Weekend - laFerrari in Supercar Evolution
  • Supercar Weekend - Lotus Europa on Lotus Drivers' Club stand
  • Supercar Weekend - supercar sound-off 1
  • img-2695otp23f51gadd2haohhbtuopncj
  • sweep3gu2rlce85fgsv81jrefn414ree
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • bugatti-pebble-beach-01
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • Pebble Beach Concours d'Elegance
  • The Quail, A Motorsports Gathering
  • The Quail, A Motorsport Gathering
  • The Quail, A Motorsport Gathering
  • The Quail, A Motorsports Gathering
  • The Quail, A Motorsports Gathering
  • The Quail, A Motorsports Gathering
  • The Quail, A Motorsports Gathering
  • The Quail, A Motorsports Gathering
  • The Quail, A Motorsports Gathering
  • The Quail, A Motorsports Gathering
  • Pebble Beach Tour d'Elegance presented by Rolex
  • Pebble Beach Tour d'Elegance presented by Rolex
  • Pebble Beach Tour d'Elegance presented by Rolex
  • Pebble Beach Tour d'Elegance presented by Rolex
  • Pebble Beach Tour d'Elegance presented by Rolex
  • Pebble Beach Tour d'Elegance presented by Rolex
  • Pebble Beach Tour d'Elegance presented by Rolex
  • Pebble Beach Tour d'Elegance presented by Rolex
  • Pebble Beach Tour d'Elegance presented by Rolex
  • Rolex Monterey Motorsports Reunion
  • Rolex Monterey Motorsports Reunion
  • Rolex Monterey Motorsports Reunion
  • Pebble Beach Tour d'Elegance presented by Rolex
  • Pebble Beach Tour d'Elegance presented by Rolex