Las motos eléctricas empiezan a apoderarse del mercado

Views: 1178

En abril de 2010, en un aeropuerto, me topé con un joven con el que inicié una conversación. Se llamaba Neal Saiki y me dijo que fabricaba motos eléctricas. Al principio pensé que era un hablador, pero a los pocos minutos me había convencido de que era todo lo contrario, un visionario con el conocimiento necesario para hacerlo realidad.

Ya de vuelta a casa, investigué un poco más sobre la persona que acababa de conocer, casi por accidente, comprobando la sospecha que tenía, que se había graduado con honores de Cal Poly como ingeniero aeronáutico en 1989.

Saiki fue el pionero en una industria que poco a poco se está haciendo un espacio en el mundo de las motocicletas y su firma, Zero Motorcycles, es en la actualidad la líder en esta naciente industria, a pesar de que Saiki dejó en febrero de 2011 su puesto al frente de la empresa para dedicarse a otro revolucionario proyecto.

A la ventaja ecológica que representa una moto Zero, pues al no consumir combustible fósil, no genera gases de efecto invernadero, se suman a una serie de ventajas obvias, como no necesitar ni gasolina ni aceites, unas no tan visibles, como la eliminación de mantenimiento periódico, ya que no tienen filtros, ni cables de cluch, ni bujías y mucho menos correa de distribución. Tampoco hay que preocuparse de ajustar válvulas o revisar mangueras de combustible, pues nada de eso encontraremos en las motos eléctricas.

Todas las Zero incorporan un sistema de transmisión directa y sin mantenimiento. La transmisión directa, un sistema increíblemente eficiente, canaliza la potencia directamente desde el motor hasta la rueda trasera mediante una correa de caucho fuerte y silenciosa en tensión constante. La transmisión directa no solo reduce la pérdida por fricción gracias a la eliminación del embrague y las marchas, también contribuye a suprimir la necesidad del mantenimiento periódico del sistema de transmisión al tiempo que reduce el peso de la motocicleta.

El motor de las Zero Motorcycles utiliza una tecnología revolucionaria para maximizar la eficiencia y eliminar la necesidad de incluir mecanismos de refrigeración complejos. El sistema resultante produce tan poco calor durante el funcionamiento común, que todo, desde el paquete de baterías hasta el motor mismo, se refrigera totalmente por aire. Esto se traduce en menos problemas mecánicos y mayor autonomía.

Para cargar cualquiera de los modelos de Zero, se usa un enchufe doméstico convencional, aunque cada moto se entrega con el Charge Tank, excepto para los modelos tipo motocross, un accesorio que permite cargar la batería sobre la marcha triplicando la eficacia de la velocidad de carga. Para la carga con enchufe casero, el tiempo puede variar de achurado a una serie de factores, entre el que esté que tan descargada esté la batería, pero lo usual es dejarla cargando en la noche, para tener toda la capacidad en la mañana, cuando queramos usarla.

 

  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline

Al igual que en los autos eléctricos, la pregunta principal que se hacen los interesados en una moto eléctrica es cuanto puedo recorrer. Cada modelo tiene una autonomía distinta, ya que por ejemplo las tipo MX se van a usar en recorridos cortos a campo través, sin embargo, las S y SR que son hechas para carretera y viajes largos tienen una autonomía de 317 kilómetros. Algo que los usuarios en Estados Unidos recorren como máximo en un día, pues lo usual es que hacen entre 5,000 y 10,000 kilómetros al año y si tenemos en cuanta que hay 52 fines de semana al año nos da un promedio de entre 100 y 200 kilómetros por uso recreativo, que se convierte en mucho menos cuando se usa para desplazamientos urbanos. Lo mejor de todo es que el costo de uso es de aproximadamente un centavo de dólar por kilometro, algo así como un costo de poco más de 3 dólares por tanque, si queremos buscar una equivalencia.

La autonomía dependerá también del tipo de terreno que se recorra, que tantas paradas hagamos y sobre todo a que velocidad circulemos. El clima caliente, como el nuestro es otro factor que nos beneficia, pues la batería se agota más rápido en clima frío.

El motor que impulsa a los modelos de Zero, es hecho por ellos mismos y se ha ido mejorando año tras año en cuanto a eficiencia, potencia y tamaño. Con casi el mismo peso y volumen que los

competitivos motores sin escobillas utilizados con aplicaciones similares, el revolucionario

motor produce un 130 por ciento más de potencia y un 150 por ciento más de par motor. Una de sus innovaciones es que en vez de escobillas usa un imán permanente que permite tener velocidades más altas y un peso inferior, con lo que se tiene una aceleración instantánea desde parado, con lo que se tienen motos de buenas prestaciones. Las motos actuales de Zero, incluyen también la posibilidad de tener baterías adicionales, que pueden intercambiarse con la usada en cuestión de segundos.

Zero se  ha centrado en crear un equilibrio entre rendimiento, autonomía, peso y asequibilidad para fabricar las mejores motocicletas eléctricas disponibles en el mercado en este momento. Zero ha reunido a un equipo de ingenieros calificados tanto de la industria del motociclismo como de la alta tecnología con la idea de combinar las características ya perfeccionadas de las motocicletas tradicionales con la tecnología más avanzada de hoy en día. El resultado es que Zero es la única empresa que ha lanzado al mercado con éxito una gama completa de motocicletas y que es líder en el sector, al punto de haber desarrollado sus propias aplicaciones para teléfonos inteligentes desde donde ajustar el tipo de conducción, el frenado regenerativo o estadísticas de manejo y diagnóstico.

Podríamos pensar que debido a sus orígenes en un garaje de una casa en California, las Zero son motos artesanales con poca calidad, pero la realidad es que ya tiene 10 años en el mercado y en estos años, al empresa ha pasado a ser una industria con su propio departamento de desarrollo de productos con operaciones en varios continentes y una gama con 6 modelos, donde algunos de ellos son usados por el ejercito de Estados Unidos y varios cuerpos de policía local.