LEXUS NX300h, tecnología de punta y un manejo entusiasta.

Views: 393

Con este modelo Lexus nos presenta su nueva faceta, con un diseño emocional, tecnología de punta y un manejo entusiasta.  La dirección que Aikio Toyoda está impulsando en Toyota, ha permeado a Lexus que ya había mostrado de lo que es capaz con el IS, pero que lleva a un nivel superior con el NX al incorporar este tecnología híbrida.

Para el que busca algo totalmente diferente a lo que ofrece actualmente el mercado, este es su auto, pues no solo podrá presumir de ecológico y disfrutar de un auto con buenas prestaciones, sino que jamás pasará desapercibido, pues su carrocería parece la de un auto concepto más que la de un auto de producción. Adiós a las líneas suaves y redondeadas de los Lexus anteriores, a partir del NX los trazos rectos y múltiples planos van a ser la norma, con lo que se pasa a buscar un cliente más joven y por tanto con necesidades distintas a las del que hasta ahora había sido su cliente.

Tan revolucionario es su exterior como su mecánica, pues consta de un motor de gasolina con un desplazamiento de 2.5 litros unido a un motor eléctrico. Juntos mueven una transmisión automática CVT de 6 velocidades, que a su vez mueve las ruedas delanteras; pero hay un segundo motor eléctrico en el eje trasero que en caso de que se necesite más agarre, entra en acción, con lo que tenemos un auto con tracción a las 4 ruedas, aunque en la mayor parte del tiempo es un tracción delantera.

La transmisión CVT, permite que el motor se quede en el rango óptimo de funcionamiento, para así mejorar el consumo, sin embargo si aceleramos fuerte, la respuesta es instantánea con 194 HP a nuestra disposición.

Una perilla en la consola permite tres modos de manejo, uno normal, que es el que se conecta automáticamente cada vez que arrancamos, uno ECO, que busca maximizar el uso del combustible y uno Sport, donde el auto reacciona más rápido a los comandos, el tablero cambia para mostrarnos un tacómetro y el sonido que escuchamos adquiere un sabroso tono deportivo.

Notarán que digo el sonido que oímos y no el que produce el motor, porque el sonido es artificial, hecho por sintetizador y reproducido por el equipo de sonido del auto. Si nadie se los dice, pensarán que es el motor, pues está muy bien hecho y puede ser otro motivo de conversación si alguien toca el tema.

Lexus anuncia unas cifras de consumo muy buenas, incluso para un híbrido, pero aunque tratamos de maximizar su uso eléctrico, es más fácil decirlo que hacerlo, pues es muy sensible a la presión sobre el acelerador y enseguida conecta el motor de combustión. Donde se puede maximizar su uso es en el trafico pesado y el día de la prueba no tuvimos mucho.

  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline

Aun con los rines de 18 pulgadas, Lexus ha preferido llantas serie 60, por lo que la suspensión no ofrece la dureza de los premium alemanes pero si muy poca inclinación en curvas, manteniendo el confort que ha hecho famosa a Lexus, pero dotando al NX de un manejo más alegre, aunque sin llegar al nivel de diversión del IS.

Los frenos, que transforman el calor en energía para recargar la batería, tienen un tacto muy normal lo que es una mejora contra el tacto artificial que tienen otros híbridos del grupo Toyota, con lo que hay mas confianza a la hora de una frenada brusca, adicionalmente tenemos ABS, EBD y Brake Assist, con lo que las distancias son buenas sin importar ni las condiciones del piso ni si estamos en curva.

El diseño tipo origami del exterior no es tan radical en el interior, pero si marca una diferencia contra lo que ofrecen las otras marcas premium, con un tablero en forma de ola, que muestra los instrumentos al frente del conductor, que como mencionamos anteriormente cambian de acuerdo al modo de manejo.

Frente al ocupante tenemos una superficie lisa con un adorno asimétrico y entre ambos puestos  los controles del aire acondicionado, que incluye calefacción y aire para los asientos, junto con un  reloj análogo. Más abajo y sin una continuación real pero con fluidez tenemos una consola que aloja el freno de mano, del tipo botón, la perilla de los modos de manejo y una que controla el menú y el equipo de sonido, cuya información aparece en la pantalla central.

Los asientos delanteros son muy cómodos y además de mucho ajuste eléctrico tenemos que siempre están frescos pues tienen aire acondicionado. Atrás tenemos buen espacio, más que en la mayoría de competidores y aunque la sensación es de que el techo es muy bajo, no llegamos a tocar.

Como con otros Lexus, la calidad de los acabados es excelente y la calidad de los materiales muy buena, aunque hay detalles que no mantienen el nivel de excelencia que tienen otros, tal es el caso de los botones de las ventanas eléctricas, con una apariencia poco premium.

El espacio de baúl, se ve comprometido por la llanta de repuesto, pero a su favor tiene que podemos abatir los asientos al toque de un botón.

Adicional al equipamiento de confort y conveniencia habitual en autos de esta categoría tenemos luces de LED, sun roof de vidrio, cámara de retroceso con sensores de estacionamiento, portón trasero eléctrico y un práctico cargador inalámbrico para el celular.

El Lexus NX300h, se beneficia de las ventajas fiscales de los autos híbridos, con lo que tenemos un precio de venta de 55,000 dólares, muy atractivo y competitivo. Si a esto sumamos un exterior que no pasará desapercibido por nadie, un interior muy bien equipado, de calidad y amplio, unas prestaciones interesantes, pues acelera de 0 a 100 km/h en 9.2 segundos y se siente ágil y seguro, junto a un consumo muy bajo, tenemos un auto que promete impulsar las ventas de Lexus a niveles desconocidos, capaz de atraer nuevos clientes e incluso a los fieles de la marca.