LOTUS ELISE SPRINT

Views: 570

Cuando ligero es realmente ligero.

La filosofía de Colin Chapman, fundador de Lotus Cars, era que para ganar en prestaciones era necesario hacer el auto lo más liviano posible. Esta premisa se aplicó a los autos de carreras de la marca pero también a sus modelos de calle. La última creación de Lotus, el Elise Sprint aplica al pie de le letra el concepto y gracias a un mayor uso de la fibra de carbón logra reducir en 41 kilos el peso sobre el Elise, para dejarlo en 798 kilos en orden de marcha.

Aprovechando la renovación del Elise, que ahora tiene un nuevo frente con distintas lámparas y una defensa con una entrada de aire mayor y la parte baja adelantada, que crea un mejor efecto suelo, ayudado por un difusor en la parte trasera, el Sprint incluye una batería de ion litio de muy bajo peso, asientos en fibra de carbón y el cobertor del motor en el mismo material, mientras que la ventana trasera es de policarbonato y los rines pesan 5 kilos menos que los del anterior Elise. Los frenos también han sido puestos a dieta con discos de dos piezas y ductos en fibra de carbón. Toda esa reducción de peso se traduce en mejor aceleración, con cifras para el 0-100 de 5,9 segundos para el Elise Sprint y de 4.1 para el Elise Sprint 220. El primero tiene un motor de 1.6 litros, normalmente aspirado, que entrega 134 HP, mientras que el segundo usa un 1.8 turbo de 217 HP. Este último acaba de conseguir ser catalogado como el auto de 4 cilindros con el mejor sonido de escape.

El minimalista interior está tapizado por entero en Alcantara y al haber cambiado los estribos de metal a fibra de carbón, se ha podido aumentar la apertura de las puertas, con lo que es meas fácil entrar o salir del auto. Un nuevo sistema de entretenimiento es opcional e incluye conectividad iPod y Bluettoth.

El hecho de ser tan liviano, le permite al nuevo Elise Sprint unos niveles muy bajos de emisiones, con unas prestaciones impresionantes.