Nuevo sistema de seguridad para motos

Views: 330

Aumentar los estándares de seguridad activa es una prioridad para los fabricantes de motos, especialmente ahora que los materiales livianos permiten grandes motos con bajo peso y motores muy potentes.

La seguridad aumentó cuando la mayoría de fabricantes importantes instalaron ABS en sus frenos y siguió con los sistemas electrónicos de control de tracción. Con ellos se hizo más fácil manejar una moto y controlarla a alta velocidad.

Bosch, el especialista en sistemas de control electrónico, ha desarrollado un sistema de control de estabilidad, que pretende disminuir uno de los accidentes más comunes en moto y que es causante de graves lesiones debido a que ocurre normalmente a alta velocidad en curva.

Este tipo de accidente se deben a error del piloto que subestima la potencia de frenado a la hora de encarar una curva o si la llanta tiene suficiente agarre al inclinar la moto. Por lo general la moto termina deslizándose a alta velocidad o si el conductor tiene los reflejos suficientes para enderezar la moto, termina en los temidos latigazos, que expulsan al conductor por encima de la moto, debido al cambio de fuerzas que ocurren. Cuando una moto se inclina en curva, el agarre de la llanta disminuye ya que hay menos caucho en contacto con la calle, con lo que una frenada o acelerar a destiempo, produce normalmente la perdida de adherencia, debido a la trasnferencia de peso entre las ruedas, el MSC de Bosch evita llegar al límite de adherencia, evitando la perdida de contacto de la llanta.

motorcycle-stability (Copiar)

El sistema funciona en conjunto con el ABS y un sistema de posicionamiento global, comprende unos sensores que miden fuerzas inerciales en conjunto con un microprocesador, cuyo algoritmo permite cálculos y reacciones ultra rápidas, con dos canales separados de frenado. Los cálculos, permiten saber cuanto agarre tiene cada rueda de acuerdo al ángulo de inclinación de la moto y cuanto se alterará si seguimos inclinando, acelerando o frenando.

El sistema no deja que la rueda se bloquee y derrape y evita que la moto vuelva a ponerse en posición erguida durante una frenada en curva. La electrónica ha permitido que el sistema adicionalmente module la intensidad de la frenada al inclinar la moto.

Hasta ahora el mayor inconveniente había sido el peso y tamaño de los componentes, pero ya han logrado hacerlo de modo compacto, con lo que ya ha sido instalado en las primeras motos en disponer de este elemento de seguridad.

pilotos profesionales han dicho que las motos que incorporan el sistema no muestran ninguna diferencia en cuanto a diversión en el manejo, ni en cuanto a prestaciones, pues el sistema solo actúa cuando se está a punto de llegar al límite, por lo que solo lo notarán en acción cuando el talento al timón se acerca a su punto crítico.