PLYMOUTH DUSTER 1972

Views: 65

MATA GIGANTES

Un auto económico, convertido en uno de los más apetecidos muscle cars.

El 23 de septiembre de 1969, Plymouth presentaba al Valiant Duster, un vehículo de dos puertas, de estilo deportivo. Habían transcurrido cuatro años desde que se hubiese presentado el Valiant, del que después se lanzaría una versión deportiva llamada Barracuda, pero los 70 arrancaban con la fiebre de los muscle cars y Chrysler, propietario de las marcas Dodge y Plymouth, decidía dividir las opciones de un deportivo en su línea y destinaba al Cuda, al mercado más pudiente y el Duster a un mercado más general, haciendo algo similar con las versiones para Dodge, que se llamaban Challenger y Dart.

Con el Duster, Plymouth llenaba el hueco dejado por el Barracuda sin mucho presupuesto para ello, por lo que se debían usar muchas partes del Valiant, como la plataforma, por lo que ambos modelos tenían la misma distancia entre ejes, todo el frente, ambas defensas y toda la suspensión frontal.

Milt Antonick era el responsable del diseño de los compactos de Plymouth y encargó a Neil Walling el diseño del Duster. Pronto crearía la forma fastback del techo, los anchos guardafangos traseros y unos vidrios laterales muy curvos. El diseño, fue aprobado y pasó rápidamente a producción siendo uno de los productos más exitosos de la marca.

Plymouth tenía entre sus modelos al Road Runner y para la versión compacta de este buscaba otro personaje de cómicas, por lo que se pensó en el Demonio de Tasmania. Nunca se supo si fue que pidieron mucha plata o Warner Brothers no quiso, pero al final los diseñadores de Plymouth crearon algo similar al Demonio de Tasmania en su loco movimiento, con algo dentro de un torbellino, que levantaba mucho polvo y lo llamaron Duster.

Debido al éxito del modelo, que en su primer año vendió 217,192 unidades, en 1971 pasaba a llamarse Duster a secas, eliminando el prefijo Valiant. Como era común en esos años, toda una serie de detalles se cambiaban de año a año y el Duster de 1972 cambiaba solo en los detalles, como unas lamparas traseras más largas y nuevas combinaciones de color. Ese año las ventas siguieron subiendo, vendiendo 228,012 unidades, entre ellas el auto que les mostramos. En 1976 Plymouth fabricaba el último Duster y ese mismo año era sustituido por el Volare.

Los primeros Duster, tenían motores de 6 cilindros en linea de 198 o 225 pulgadas cúbicas, o motores V8 de 318 o 340 pulgadas cúbicas. En 1974 el motor 340 se convertía en el 360 (5.9 litros) y la potencia se mantenía en 245 HP, con mejoras sustanciales en el torque. Inicialmente las transmisiones eran automáticas de 3 velocidades, del tipo Torque Flite, o manuales de 3 velocidades, aunque con los años está desapareció para dar paso a una de 4 velocidades.

Los interiores disponibles, provenían todos del Valiant, en sus diferentes versiones, con un tablero metálico muy recto, instrumentos sencillos y opciones de banca frontal, banca con apoyabrazos o asientos individuales.

En 1972 este auto costaba entre 2,280 y 2,740 dólares, dependiendo del motor, transmisión y paquete de extras que tuviera, por lo que era un auto económico y por tanto lo que ahora consideramos elementos indispensables eran en esos años desconocido. Así inicialmente tenía la palanca en la columna de dirección, las ventanas eran manuales y el cierre manual, los espejos eran manuales y no tenía aire acondicionado.

La historia conocida de este vehículo se remonta a hace unos 10 años, cuando su anterior propietario lo encontró en Chitré, pintado de celeste y necesitando una restauración total. El auto se trabajó en Panamá y se pintó de rojo, modificándose al estilo de los autos de aceleración de esa época, es decir, con la suspensión levantada, llantas delgadas adelante y gruesas atrás. El año pasado, se le cambio el motor y la transmisión, se retapizó, se le colocó una nueva tapa de motor con una toma superior de aire y se pinto de negro.

Ya en ese estado apareció la oportunidad de adquirirlo por parte de sus propietarios actuales: Lilia y Anibal Navarro, que terminaron de reparar ciertos detalles, para poderlo usar con confianza tanto en el tráfico citadino como en viajes largos.

‘La afición de los Navarro por los autos antiguos no es nueva. Nos comentan que : “Desde pequeños crecimos en la familia con los muscle cars. Es algo que llevamos en la sangre, es por ello que hemos tenido cinco Mustang antiguos y en vista de que no encontrábamos uno para reponer el último que tuvimos, nos enteramos que un amigo, Joe Abbo estaba vendiendo su Duster, y sin pensarlo mucho lo llamamos y le hicimos una oferta, sabiendo que él es alguien que cuida mucho sus autos. Joe aceptó que fuéramos nosotros los nuevos dueños del carro, porque sabía que le íbamos a dar cariño y a conservarlo apropiadamente.

El motor no es el original, pues tenía un 318 originalmente, pero este motor también se ofrecía en el Duster y tenía más potencia, por lo que se hizo el cambio, adicionalmente se rearmó completamente, se le pusieron cabezotes de 340, con pistones “Kick Black 040” árbol de levas de competencia 512, headers y una transmisión más moderna. El eje trasero tiene un diferencial con posi tracción y una relación 3.96, por lo que sirve tanto para calle como para correr, por lo que su propietarios nos confesaron que su hija les ha pedido que lo corran en alguna ocasión, pero que ellos prefieren disfrutarlo de otra manera. Así han participado de varios eventos en el último año, incluyendo el paseo con los niños del Hospital del Niño.

  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline