RETROMOBILE

Views: 3030

18 euros que abren las puertas a los sueños.

Con 133 vehículos, la edición número 42 de Retromobile arrancaba bajo el techo de vidrio del Grand Palais, un edificio que en 1901 albergó el primer Salón del Automóvil de París, para ser subastados o vendidos, mientras que medio millar más se mostraban en el centro de convenciones Porte de Versailles, en una exposición abierta al público

Renault juega en casa y como el mayor fabricante galo, presentó una interesante muestra de sus autos más emblemáticos, que incluyeron a varios autos de récord de velocidad, entre los que destacó el Etoile Filante. Siguiendo con el tema francés la exhibición mostró una exhibición única llamada las motos francesas, donde la más antigua era una Perreaux de 1871. Según ellos esta motocicleta de vapor es la más antigua del mundo de acuerdo a su patente. Con esta exhibición las motos regresan a Retromobile, luego de una larga ausencia. Otra marca de origen francés que generó mucha expectativa fue Bugatti que mostró desde los actuales Veryron a un Type 57S Atlantic.

Este año se celebran los 70 años de Ferrari, por lo que se rindió tributo a la marca del cavallino rampante con una buena cantidad de modelos de esa marca, incluyendo los de competición. Dos ganadores de Le Mans, el primero y el último de Ferrari estuvieron presentes, aunque extrañamos que no hubiese ninguno en la colección de Fórmula 1 presentada por el relojero Richard Mille, donde lo más inusual era un Tyrell P34 de 1976 con 6 ruedas. Otro fabricante italiano que decidió mostrarse en París fue Lamborghini a través de su departamento de clásicos o Polo Storico que llevó el primero 350 GT restaurado por ellos.

Retromobile es el huésped de la primera subasta importante del año en Europa, con tres casas, Bonhams, RM Sotheby´s y Artcurial compitiendo por capitalizar a los miles de coleccionistas que asisten al evento. En la primera noche, RM Sotheby´s presentó una impresionante colección de Porsche a la venta y un 959 se vendió por cerca de dos millones de dólares, aunque no fue el vehículo más caro de la subasta. Ese honor fue para un Alfa Romeo Tipo B P3 por el que pagaron 3,920,000 euros. La última subasta fue la de Artcurial que presentó una colección impresionante de vehículos únicos como un prototipo del Ferrari Dino 206 P carrozado por Pininfarina y que fue mostrado en el Salón de París de 1965 o un Delahaye 135 Sport Roadster de 1936. El primero se terminó vendiendo en 4.65 millones de dólares, mientras que el segundo no alcanzó el precio de reserva.

  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline