ROLEX MONTERREY REUNION

Views: 945

Establecida en 1974 por Steve Earle, como una reunión con sus amigos y sus autos de carreras, se ha ido convirtiendo con el tiempo en un punto obligado para los aficionados a los autos de carrera de épocas anteriores. Com Earl y sus amigos eran asiduos del Concurso de Elegancia de Pebble Beach, escogieron realizar su evento en ese mismo fin de semana, cuando la crema y nata de los aficionados a los autos antiguos estaban presentes en esa zona de California, donde a pocos kilómetros se encuentra el autódromo de Laguna Seca.

Este año se celebraban una serie de aniversarios y tradicionalmente en ese tipo de onomásticos se invitan a las marcas homenajeadas. Esta vez Ferrari celebraba 70 años, Laguna Seca sus 60 y la Fórmula Junior también 60 años, por lo que los dos primeros grupos eran numerosos así como autos que hubieran ganado carreras en la legendaria pista del norte de California.

El evento está muy bien organizado, con una gran seguridad, por lo que los autos invitados, deben pasar por una exhaustiva revisión técnica y sin importar la época del auto, los pilotos deben tener los elementos personales de seguridad que se exigen en cualquier carrera en Estados Unidos. Para mantener la competencia, los autos se dividen en 15 categorías, dependiendo tanto de su edad como del tipo de carrera que se trate. Por ejemplo la 1A, estaba reservada para los autos de carreras anteriores a 1936 y se excluían de ella a los autos de Grand Prix que pasaban junto a los autos especiales de carreras anteriores a 1945 a la categoría 2A. En total se tuvieron 513 inscritos, donde la carrera que más participantes tuvo fue de 51 y la que menos 20, por lo que todas resultaron muy entretenidas. Un punto a recalcar es que todos esos autos deben tener historia en competición y deben estar restaurados o conservados de acuerdo a sus especificaciones originales, lo que incluye también la decoración que tenían.

Además de las carreras, siempre hay alguna exhibición, que este año estuvo a cargo del ex campeón mundial de F1, Mika Hakkinen que manejó el McLaren M23 que fue de Emerson Fittipaldi en 1974. Las exhibiciones fueron cortas, con una duración de 15 minutos cada día, pero interesantes, especialmente porque el piloto de 48 años, mantiene un nivel de pilotaje como en sus mejores días. Tras cada recorrido contestó una sesión de preguntas y respuestas en los pits con el presentador del autódromo. Otra estrella que estuvo deleitando al público, fue el Sr Le Mans, Tom Kristensen que manejó el auto ganador de esa carrera en 2005, un Audi R8 LMP1

Como se celebraban los 60 años de Laguna Seca, una serie de autos vencedores en esta pista se exhibieron uno junto a otro. Entre esos ganadores estaba el Ferrari 500 Testa Rossa de 1956 con el que Pete Lovely ganó la carrera inaugural del autódromo en 1957. También el Porsche 356A de 1956 que compitió en la última edición del Pebble Beach Road Race. El March de Indy Car, que ganó en 1983, en la primera vez que los autos de esa serie corrían en ese autódromo. Incluso se pudo observar motos, pues en Laguna Seca se corrieron varias ediciones del Grand Prix de USA.

El evento dura tres días, con el primero dedicado mayormente  a la calificación para cada una de las 15 carreras, que se celebrarán entre el sábado y domingo, que es donde la asistencia de público es mayor.

Al final del evento se anuncia al ganador del Rolex Spirit of Monterrey que recibe un hermoso reloj Rolex Oyster Perpetual Cosmograph Daytona, de parte del patrocinador principal del evento, Rolex, que este año fue a parar a manos de Lee Talbot, quien corrió un Ginetta G4 de 1967.