SALON DE DETROIT

Views: 614

CENTRADO EN EL PRODUCTO LOCAL, PARA LOS LOCALES.

Detroit o como los nativos la llaman: Motor City, es la cita obligada del mundo motor en enero de cada año desde 1907, fecha en que se realizó el Salón de Detroit o NAIAS por primera vez.

Es tradicional que una nevada con temperaturas gélidas  reciba a los periodistas que tienen el Cobo Center exclusivamente para ellos los dos primeros días y este año no fue la excepción, aunque fue más el frío que la nieve.

El año pasado en Estados Unidos, dos tercios de las ventas fueron pick up o SUV, por lo que la oferta de esos productos centró la atención de los fabricantes locales. Los pick up grandes están ganando terreno ahora que han logrado buenos consumos gracias a motores turbo más pequeños y el uso de aluminio en muchos componentes. Los tres grandes de Detroit presentaron novedades en cuanto a pick up y mientras Ford había estrenado su best seller, el F-150 hace dos años, Chevrolet presentó a su competidor directo el Silverado y Ram, hacia algo similar con el 1500, aunque Ford no quiso quedarse atrás y relanzó el Ranger después de varios años, para competir en un nicho que está creciendo en Estados Unidos.

Las marcas de lujo se están moviendo hacia los crossover, prueba de ello son los conceptos presentados por Lexus, Acura y Mercedes Benz, cuando antes los conceptos siempre eran de deportivos o sedanes.

Por último lo visto en Detroit nos hace pensar que los estadounidenses no aprendieron la lección que casi los lleva a la quiebra en 2008, pues ahora que la gasolina está barata, lo que abunda son los grandes mastodontes, con motores meas grandes que los que demanda el mercado internacional, por lo que sus productos vuelven a ser atractivos solo a nivel local.

A continuación las principales novedades.