SALON PRIVÉ

Views: 137

El palacio Blenheim en los alrededores de la pintoresca ciudad de Woodstock, en Inglaterra, fue nuevamente el escenario de uno de los eventos a motor, más llamativos del verano británico.

Centrado en un concurso de elegancia, patrocinado por una aseguradora británica y que según los ingleses está a la altura de Villa d´Este o Pebble Beach, el evento dura tres días y en el se pueden ver los vehículos más significativos de las mejores colecciones mundiales, que deberán ser juzgados por personalidades del mundo de los motores, mientras los espectadores disfrutan langosta con champaña mientras pasean por los cuidados jardines de Blenheim a la espera de el desfile final de los autos previo a la entrega de premios.

Este año el concurso fue dividido en 13 clases distintas, que iban de los Bugatti previos a la Segunda Guerra Mundial a los súper deportivos de los años 70. A pesar de contar con autos tan interesantes como un Ferrari 512 BB preparado por Koenig o un Bizarrini 5300 GT América, el premio Best of Show fue para un Bugatti Tipo 55 de 1933, que nunca ha sido restaurado y solo tiene menos de 75,000 kilómetros recorridos, mientras que el favorito del público fue un Ferrari 250 LM de 1964.

Ya es tradicional que algunos fabricantes utilicen la exposición que brinda este evento, para mostrar primicias. Este año quienes aprovecharon fueron Lister, que presentó un SUV basado en el Jaguar F Type, que según ellos será el más rápido del mundo, Lamborghini que mostró el primer Aventador SVJ y Brabham, que mostró la versión de calle del BT62, un súper deportivo de 710 HP.

Una de las peculiaridades de este concurso, es que se permiten a los vendedores de autos antiguos en los predios del hogar del Duque de Marlborough, con lo que hay una buena oferta de clásicos que cambian de manos durante el fin de semana.

Los organizadores han entendido que para que el evento sea atractivo hay que lograr complacer a las damas y para lograr una asistencia masiva, hay un código de vestimenta que aplica tanto a hombres como a mujeres, que obliga a llevar atuendos elegantes y con estilo. El segundo día del evento tiene una tradición y es que las damas deben llevar sombrero, pues al final del día se elige el mejor atuendo y se premia con unos aretes de diamantes, cuyo valor estimado es de unos 5,000 dólares.

El evento finaliza con una celebración llamada Concours Masters, una competición menos acuciosa que la del primer día, pero no por eso menos espectacular. Este año se dedicó a Porsche con motivo de su aniversario número 70, con más de medio centenar de ejemplos de la marca germana.

  

  Boodles Ladies Day Salon Prive at Blenheim Palace 31st August 2018 by Stephanie O’Callaghan and Nicole Hains 
Boodles Ladies Day Salon Prive at Blenheim Palace 31st August 2018 by Stephanie O’Callaghan and Nicole Hains