SUBARU XV

Views: 1185

LAS APARIENCIAS ENGAÑAN

La larga tradición de vehículos con capacidad todo terreno de Subaru, ha continuado hasta nuestros días y de la camioneta inicial hemos llegado a un auto como el XV, que hace pensar que es más un sedán que SUV. No se engañen, su capacidad fuera de carretera sorprenderá a muchos.

Subaru ha decidido renovar uno de sus modelos más vendidos, el XV, dotando de la nueva plataforma global de la marca, con lo que crece en dimensiones y dinamismo de marcha.

Con este modelo Subaru ha querido seguir la moda mundial de que los cambios generacionales sean mínimos desde el punto de vista estético, es decir que la nueva XV se parezca a la antigua, a pesar de que la nueva plataforma, agrega 30 milímetros a la distancia entre ejes y 20 al ancho, con lo que el nuevo XV es un poco más largo y sobre todo más ancho que el modelo al que sustituye, pero adicionalmente hay una rebaja en peso, un aumento a la resistencia en caso de choque y un centro de gravedad 5 centímetros más bajo.

Una serie de cambios leves en la carrocería permiten identificarla sobre la anterior, aunque como dijimos no va  a ser tan fácil, pues se mantienen los rasgos generales. La parrilla, las luces que la marca llama mirada de halcón, defensas y los protectores negros alrededor de la carrocería, son nuevos. Atrás también las luces han crecido, la defensa tiene otra forma, con protectores solo en los extremos y el spoiler en el techo tiene una mejor integración a la carrocería.

El habitáculo es completamente nuevo y aprovecha la ventaja de la nueva plataforma, para añadir espacio en el maletero, que no es muy grande. El tablero tiene nuevo diseño, nuevo material y un acabado con costuras expuestas, que le da una percepción de calidad mayor. Toda una serie de detalles, como los apliques imitación fibra de carbón junto a los agarraderos de las puertas, el timón en cuero y la decoración junto a la palanca de cambios, aumentan esa sensación de calidad que no encontraremos en sus competidores directos y es que en Japón a Subaru lo consideran un auto premium.

En el cuadro de instrumentos tenemos dos relojes con un centro de información central y en la parte superior del tablero, tenemos una pantalla pequeña con información y una serie de opciones adicionales. Una pantalla en el centro del tablero incluye el equipo de sonido, de comunicación y ajustes principales. Es compatible tanto con el sistema Android Auto como con el Apple CarPlay, por lo que podemos emparejar nuestros celulares al auto, aunque el sistema de conexión inicial resultó más lento que en otros autos. En la versión Premium, la pantalla es de 6.5 pulgadas, mientras que en la Limited es de 8. Esta versión, que fue la que probamos incluía además tapicería en cuero, aire acondicionado de doble zona, asiento del conductor con controles eléctricos, sun roof, luces delanteras de LED sensibles a la dirección, encendido por botón, control automático de luces y de limpiaparabrisas. Ambas versiones comparten: timón ajustable en altura y profundidad el freno de estacionamiento eléctrico y las 7 bolsas de aire.

El motor es el conocido bóxer de 2.0 litros y 156 HP, unido a una transmisión CVT, que en modo manual se maneja con levas tras el timón y simula 7 velocidades. para mejorar el consumo incorpora de serie el sistema “start stop” que detiene el motor del auto cuando nos detenemos cierta cantidad de tiempo.

Al conocido sistema de doble tracción simétrico de Subaru se añade el dispositivo X-Mode, que se activa mediante un botón en la consola. Elsistema ajusta de modo electrónico el motor, los frenos y la tracción, para tener el mejor desempeño en rutas complicadas. Según la marca es ideal en zonas con nieve o arena, pero nosotros comprobamos que también funciona de maravilla sobre hierba mojada, un elemento donde muchos sistemas de tracción se rinden, por lo resbaladizo de la hierba. Nosotros recorrimos una trocha, que según los lugareños es solo apta para pick up ( y no para todos) sin ningún tipo de problema, a pesar de que el XV tiene llantas para asfalto.

Sobre caminos de tierra, la suspensión absorbe muy bien los huecos pequeños y el sistema de tracción simétrico permite circular a un ritmo superior al del resto de usuarios de la vía, con seguridad y sin comprometer la durabilidad del auto, pues se siente muy solido y con muy pocos ruidos.

En condiciones normales, es decir sobre asfalto, la combinación de dirección rápida y una suspensión algo dura, le da un comportamiento más parecido al de un deportivo que al de un SUV, al punto de que agradeceríamos más potencia, pues la nueva plataforma permite mucho más, especialmente porque tiene el doble de la resistencia a la torsión de la anterior. Como no podía ser de otra manera, en un auto de esta categoría, contamos con control electrónico de estabilidad y tracción.

Los frenos también tienen capacidad para soportar un manejo rápido, con discos en las 4 ruedas y un ABS muy preciso.

Este es un auto que por apariencia engaña, pues uno no imagina que pueda tener un interior con tan buena calidad de materiales y ensamble, que ofrezca una serie de sistemas de info entretenimiento tan avanzados y completos, más un motor con buena potencia y economía, pero sobre todo porque a simple vista no parece muy capaz fuera del asfalto. Las apariencias engañan, ya que el XV es capaz de llevarnos a lugares donde no podremos ir en otros vehículos similares

.