SUZUKI SWIFT

Views: 375

RENOVACION COMPLETA

Directamente de Japón, llega este nuevo Swift con un carácter más deportivo.

Los japoneses tienen una filosofía que les impulsa a hacer cambios para mejorar cualquier cosa, tiene incluso un nombre para ella: Kaizen. En Suzuki, estiraron la vida útil del anterior Swift, aplicando Kaizen constantemente, añadiendo lo que el público quería en el momento en que se generaba la demanda, lo que hizo que el auto se siguiera vendiendo bien a pesar de sus años.

Para 2018, la marca ha decidido hacer un nuevo Swift sobre la plataforma Heartect, la que también utiliza el Baleo, con lo que se rebajan 87 kilos contra el anterior Swift y se gana una mayor resistencia.

Aunque en líneas generales la carrocería ha cambiado poco, las dimensiones son algo menores aunque la distancia entre ejes sea mayor, lo que permite un habitáculo más grande y sobre todo un área de baúl comparable con sus competidores directos. La clientela del anterior Swift alababa la forma de su carrocería, por ello el equipo de diseño ha trabajado en mantener los rasgos y proporciones generales, adaptando el frente a las nuevas normas de seguridad hacia los peatones, lo que obliga a un frente más alto y no tan redondeado. Otro detalle que a la gente le encantaba era su aspecto deportivo, que ahora han querido acentuar colocando la manigueta de la puerta trasera camuflada en la moldura del poste que se prolonga sobre el poste trasero para darle el toque actual del techo de apariencia flotante. Gracias a todos esos detalles y sobre todo a las luces delanteras, se ha conseguido un Swift moderno y diferente, pero con el mismo aire de familia del anterior.

Para Panamá tenemos dos versiones: GA y GL, donde la diferencia está en el equipamiento, pues ambas cuentan con el mismo motor de 1.2 litros con 82 HP, que está basado en el motor del anterior Swift, al que se le han añadido una serie de componentes más ligeros, que ayudan a un menor consumo. La transmisión igual puede ser manual de 5 velocidades como automática del tipo CVT con modo Sport, actuado mediante un botón en el pomo de la palanca.

Adentro es donde notaremos más los cambios, con un tablero de nueva factura y aspecto más deportivo gracias a una franja en color blanco, que también adorna la tapicería de las puertas y unas salidas de aire colocadas en la parte central superior, redondas. El timón es otro toque deportivo, pues no es completamente redondo sino que tiene la parte inferior aplanada y dentro de él encontraremos controles para el equipo de sonido y el teléfono. Otro detalle de corte deportivo lo hallaremos en los instrumentos pues van enmarcados en un brillante tono rojo

Mientras la moda, es colocar pantallas táctiles para el equipo de sonido, el Swift se conforma con uno doble DIN que incluye Bluetooth, pero que no tiene cámara de retroceso.

Los asientos, tapizados en tela, cumplen bien con su labor de sujeción, pero la banqueta es algo corta y en personas altas crea una presión en los muslos, que incomoda en viajes largos. Atrás el espacio ha mejorado, con mayor distancia para las rodillas.

Un manejo entretenido ha sido una de las principales características del Swift, que se han potenciado en esta nueva generación gracias a la plataforma más rígida y liviana que usa y a un mayor ancho de vías, con lo que se ha ganado en estabilidad.

La visibilidad es muy buena y los controles están ordenados en una forma lógica, con lo que su uso no requiere esfuerzo ni distracción.

Este es un auto que se siente a sus anchas en el tráfico citadino, con una dirección rápida y un motor que responde bien a las exigencias de cruzar intersecciones y entrara en una vía rápida. En carretera, puede mantener un buen ritmo, aunque a alta velocidad el motor se escucha alto y claro y el sonido de la rodadura de las llantas también.

La suspensión está bien adaptada a nuestro tipo de carreteras, con un buen recorrido de amortiguadores y poca inclinación en curvas, lo que aunado a una dirección ágil y precisa, permiten un alto nivel de seguridad. El esquema de frenos es el mismo del anterior Swift y común a autos de este tamaño, aunque ahora incorpora ABS, EBD y BA.

Dentro de su segmento, el Swift es una de las propuestas más atractivas, especialmente si la vemos desde el punto de vista de manejo, pues tiene una agilidad y una precisión que casi nadie tiene, su mayor rival lo tiene en casa con el Baleno. Solo el tiempo dirá cual de los dos se llevará los honores de ser el más vendido.