UNA MAGNA CELEBRACION

Views: 35

Purdy Motors es el distribuidor de Toyota en Costa Rica desde 1957 y le corresponde el honor de haber sido la segunda empresa en representar al gigante japonés en toda América y la cuarta en el mundo. Con motivo de la celebración de su 60 aniversario realizó un evento llamado Toyota weekend al que asistieron más de 15,000 personas.

Dentro de la celebración se exhibieron una serie de vehículos de la marca, además de Lexus, que también es representada por Purdy Motor, que mostraban la historia de Toyota a través de los años, con una impresionante colección, que incluía toda una serie de autos de carrera, pues los dos hermanos propietarios de Purdy Motor, son reconocidos pilotos en Centroamérica por más de cinco décadas.

El Grupo se caracteriza por ser la agencia automotriz líder en ventas por más de 40 años consecutivos en territorio costarricense. Su filosofía nace del principio de que sólo a través de la completa satisfacción de los clientes y los colaboradores, puede la empresa ser rentable y mantenerse a largo plazo, por ello el evento era completamente gratuito, para mostrar su agradecimiento con sus clientes y colaboradores.

El Centro de Eventos Pedregal fue el lugar elegido para tan magna celebración que culminó con la formación del logotipo de Toyota con casi 1,600 vehículos de la marca, cuyo auto más antiguo era un Land Cruiser FJ de 1958 y el más moderno un pick up Tacoma 2018. Nueve horas tomó la construcción del gigantesco logotipo en un área de 31 hectáreas, tras lo cual, Javier Quirós, Presidente de Grupo Purdy Motor agradeció a los presentes con estas palabras: “El Toyota Weekend fue diseñado con el objetivo principal de agradecer la fidelidad de nuestros clientes por el apoyo durante estos 60 años. Sin ellos no estaríamos donde estamos. Logramos reunir a más de 15.000 Toyoteros para vivir juntos una fiesta única, llena de adrenalina; y qué mejor forma de cerrar con broche de oro este día, que haciendo historia con nuestros clientes. Estamos sumamente agradecidos por el compromiso de los 1.600 Toyoteros que se inscribieron y nos ayudaron a romper un título de Guinness World Records, así como con todos los clientes que nos acompañaron para observar y ser testigos de este gran momento”.