FORD ESCAPE SE

Views: 2796

SOFISTICADO Y POTENTE

Renovado y con la versión más potente disponible para Panamá.

Uno de los vehículos de Ford más vendidos en el mundo, se ha renovado para 2017 y ahora podemos  obtenerla con dos  motores. El que ya tenía el anterior Escape de 2.5 litros y otro de 2.0 litros turbo, el primero con 168 HP y el segundo con 245 HP. La diferencia en consumo entre ambos es poca, por lo que decidimos manejar el más potente, que es también el nuevo.

La carrocería también ha cambiado, especialmente en el frente, con una parrilla más grande y unas luces más alargadas que en su interior tienen LED para las luces diurnas. Solo con este cambio el auto mejora sustancialmente y se ve mucho más moderno. El perfil lateral  se ha variado un poco pues ahora la tapa del motor va en una posición más alta para cumplir con las normas europeas de protección a peatones. Por detrás hay un par de detalles distintos como luces y defensa. La versión que manejamos tenía luces de neblina, rieles en el techo, entrada con clave numérica y rines de 19 pulgadas.

Ahora hay tres niveles de equipamiento, siendo el intermedio el del auto que les presentamos, conocido como versión SE, hay una más sencilla o S y una más lujosa o Titanium. Esta última tiene hasta asistente de estacionamiento automático.

Hay cambios también el en interior, con nuevos tapizados de asientos y más funciones para el del conductor, con un inflador lumbar. Atrás disponemos de buen espacio para piernas gracias a la forma del respaldar de los asientos. El respaldo en la segunda fila tiene inclinación variable y se pueden abatir por partes para aumentar el espacio de carga.

El baúl tiene un tamaño adecuado, con un fondo completamente plano, bajo el que tenemos una llanta de repuesto temporal. Ademas dentro del habitáculo tenemos bastantes lugares donde guardar cosas, sobre todo en la consola central.

El equipo multimedia es una versión mejorada del anterior, llamada Sync, aunque esta es la versión 3. Cuenta con una pantalla de 8 pulgadas, táctil y con reconocimiento de voz. El sistema permite conectar nuestro celular al equipo. Si tenemos Apple, se conecta a través de Siri y si es un Android, con Google, con lo que podemos tener navegación. El sistema incluye dos puertos USB y actúa como cámara cuando retrocedemos, donde también tenemos un aviso auditivo si se acerca algún auto.

Frente al conductor está la instrumentación. Esta es completa y actual, pues al igual que la mayoría de sus competidores cuenta con dos relojes grandes y un centro de información, que se controla desde el timón. Este además tiene los controles del sistema de audio y el de la velocidad crucero.

La oferta de seguridad, de seguro cumple con las más altas expectativas, pues contamos con discos de freno en las 4 ruedas con ABS, tenemos control electrónico de tracción y de estabilidad, un aviso de punto ciego que nos muestra una luz en los retrovisores y el sistema MyKey, que permite programar una llave con la velocidad máxima que queramos, lo que es práctico con los hijos y los valet parking. Ya en caso de choque contamos con nada menos que 7 bolsas de aire, incluyendo una para las rodillas del conductor y una carrocería hecha con las últimas aleaciones de acero.

Si el anterior Escape nos gustó este es aun mejor, espacialmente a la hora de manejarlo. La transmisión es automática de 6 velocidades, que podemos manejar manualmente desde paletas en el timón. Los cambios son muy suaves y bien compaginados con el motor y su potencia extra.

En salida el Escape SE es rápido, con buena aceleración y lo mismo podemos decir de su capacidad para subir lomas empinadas. Por primera vez este modelo dispone del sistema start stop, que para el motor del auto, cada vez que el auto se detiene y vuelve a arrancar tan pronto uno deja de pisar el freno.

La posición de manejo es alta y con buena visibilidad y a la hora de encarar zonas con muchas curvas, la sensación es de estar manejando un sedan con un centro de gravedad alto. En cambios de dirección se siente seguro, con una dirección algo dura, lo que inspira confianza.

La suspensión cumple con su cometido, con un buen comportamiento dinámico que no compromete el confort, ni siquiera con las llantas de bajo perfil que monta esta versión. Tiene buena altura al piso y aunque solo es tracción delantera, podremos aventurarnos por caminos de tierra, siempre que tengamos cuidado con las piedras y los huecos, pues las llantas, de esta versión, no son lo mas apropiadas para este ambiente.

Estamos ante un fuerte competidor en un segmento que cada vez viene más fuerte y con mas jugadores. La competencia es feroz, pero si lo que uno busca no es lo más barato, sino equipamiento y agrado de manejo, no dejen de probar el Ford Escape, que en su precio incluye los mantenimientos durante todo el periodo de garantía.