Los fabricantes de autos parecen haber descubierto que el fútbol atrae a multitudes

Views: 881

Los fabricantes de autos parecen haber descubierto que el fútbol atrae a multitudes y que frente al televisor no hay mayor audiencia que los fanáticos de ese deporte.  Un minuto de televisión en un partido importante tiene un costo astronómico en cualquier parte del mundo, pero ¿y si lográramos mostrar una marca por 90 minutos sin parar?    La única forma de lograr esto es patrocinando un equipo de fútbol y esto es lo que han hecho, Citroën, que patrocinará al Boca Junior, Fiat que se convirtió en accionista de la Juventus y tiene desde 2012 la exclusividad de la marca en la camiseta.    El último en entrar al ruedo de los grandes equipos es Chevrolet, que ha unido su nombre al equipo más ganador del fútbol inglés, el Manchester United al que ha presentado durante el campeonato pre temporada,  International Champions Cup que han jugado en 12 ciudades de Estados Unidos y Canadá, grandes equipos europeos como el Manchester United, Real Madrid, Manchester City, AC Milan, Liverpoool FC, AS Roma, Inter y Olympiacos.

IMG_0978 (Copiar)

Aprovechando que uno de los partidos donde el Manchester United iba a estar presente era en Detroit, Chevrolet aprovechó para montar un espectáculo en su casa, donde en sus oficinas principales en Reinassance Center organizaron una presentación privada para sus empleados y familias, más un par de invitados. En total no más de 500 personas, que tuvieron la oportunidad de ver de cerca a los jugadores, que contestaron un cuestionario con preguntas previas de algunos de los asistentes.

Algunos elegidos tuvimos la oportunidad de conversar brevemente con ellos (hay que recordar que son estrellas y su tiempo está controlado por un ejercito de relacionistas públicos, directores técnicos y guardaespaldas). Curiosamente para los 10 latinoamericanos invitados, las preguntas hay que hacerlas en inglés y en presencia de un relacionista del Manchester United, pero tanto De Gea, como Herrera y Valencia, nuestros tres interlocutores pueden contestar en español.

Nos han advertido previamente de que no podemos preguntar nada personal, por lo que todas las preguntas van dirigidas a como ven la próxima temporada y en el partido que jugarán al día siguiente. Una pregunta relacionada con el nuevo entrenador Louis Van Gaal, hace levantar la ceja del relacionista que mira al que preguntó como si fuera un terrorista, pero De Gea contesta en una entrenada respuesta muy diplomática, que hace volver el gesto de normalidad en el vigilante que tenemos.

La sensación con la que nos vamos es que los futbolistas están tan entrenados a responder preguntas sin decir nada nuevo o comprometedor, como el resto de profesionales del deporte, que con contadas excepciones no se comprometen a nada y agradecen siempre a los que ponen la plata para que ellos estén allí: los patrocinadores.

El que crea que el fútbol no tiene fanáticos en Estados Unidos está equivocado pues para el partido entre el Manchester United y el Real Madrid, en el estadio de la Universidad de Michigan se vendieron 109,318 entradas. Por lo menos habían cuatro personas más, a los que dudo les hayan cobrado la entrada, Mary Barra, CEO de General Motors, su esposo Anthony y sus dos hijos adolescentes estaban a pocos metros de donde estábamos nosotros.

El fanático gringo es diferente al del resto del mundo, no hay gritos ni cánticos, pero si olas que pueden durar varias vueltas al estadio, que todos parecen disfrutar enormemente pues es una forma de decirle a los jugadores que el juego está aburrido. Igualmente en el intermedio, mientras en Europa o Sudamerica, lo más que ocurre es que repitan las mejores jugadas en la pantallas gigantes, en Michigan montaron un espectáculo con una de las mejores bandas del momento, mientras acróbatas y cheerleaders bailaban al son de la música. Tod armado, actuado y desarmado en menos de 15 minutos. Definitivamente los gringos son los reyes del show business.

Chevrolet podrá ser la marca de mayor venta en Estados Unidos, por lo que lo más lógico hubiera sido patrocinar un equipo de béisbol o de fútbol americano, pero a pesar de que la idea es abandonar Europa en favor de Opel, su mercado con mayor crecimiento es América Latina y Asia y en esos dos lugares el fútbol es el rey. Si a esto sumamos que el fútbol (soccer para Estados Unidos) tiene un fuerte arraigo entre los más jóvenes, pues la apuesta es a posicionar la marca en nuestra región, donde Chevrolet es líder de ventas en países como Colombia y Ecuador y a calar en la menta de un grupo demográfico que ahora no tiene poder de compra pero que pronto lo tendrá y en números atractivos por demás.

El partido en el estadio de Michigan, entre Real Madrid y Manchester United, terminaba 3-1 a favor del equipo inglés con goles de Young y Chicharito Hernández, mientras que por los merengues el gol fue de Bale y esto los llevaba a jugar la final con el ganador del otro grupo: Liverpool FC, en Miami.

En la final Manchester United venía desde atrás y superaba a sus rivales de la Liga Premier con un contundente 3-1, para ganar la International Champions Cup y poner el nombre Chevrolet y su famoso corbatín, en todos los periódicos mundiales, prueba de que el equipo de mercadeo y comunicaciones de General Motors no se equivocó al aportar una fortuna por poner su nombre en uno de los mejores equipos de fútbol del mundo, al que a partir de mediados de agosto se incorpora la Selección Brasileña de Fútbol, quien será patrocinada por cinco años por Chevrolet.