Nissan presenta diseño radical en Auto Show de Ginebra

Views: 770

GINEBRA, Suiza – Un diseño innovador y una buena estrategia de producto enfocada en el mercado europeo, fueron los elementos clave para la concepción de los crossovers Nissan Qashqai y JUKE, dos de los más grandes logros automovilísticos de Nissan en los últimos años. Ahora Nissan vuelve a aplicar el mismo pensamiento radical, a uno de los segmentos más importantes del mercado europeo: el vehículohatchback compacto.

Presentado en el Auto Show de Ginebra 2015, SWAY es un anticipo del aspecto que podrían tener los modelos compactos de Nissan, al aplicar el nuevo y sorprendente lenguaje de diseño de la marca al segmento B europeo. Es un auto concepto diseñado especialmente para gustar en Europa; un vehículo emocional, atractivo y excitante.

El diseño transmite unidad y armonía, a la vez que entrega un aspecto inesperado para este segmento. El interior, por ejemplo, aplica técnicas habituales en la arquitectura industrial como los elementos estructurales de aluminio que generan una sensación de simplicidad y de robustez. Estas técnicas se combinan con una gran atención por los detalles, así como, el uso de colores y materiales asociados a los objetos de lujo.

nissanNewEl exterior mezcla cuatro elementos distintivos: la parrilla en forma de V, el techo flotante, los faros en forma de boomerang y el llamativo pilar C para crear un nuevo lenguaje de diseño, ya anticipado por el Nissan Lannia Concept que se presentó en el Auto Show en China en 2014, y por el nuevo Nissan Murano, recientemente lanzado en Estados Unidos.

Sway representa la primera vez que este expresivo lenguaje se traslada a un vehículo del segmento B y confirma que los futuros modelos de Nissan, en los diferentes segmentos del mercado y las diferentes regiones del mundo, seguirán esta misma dirección en su lenguaje estético.

Las líneas características del Sway inician en la parrilla en V, situada muy baja en la parte delantera junto a unas defensas también en forma de V. La parrilla es el punto de salida de un suave contorno que se eleva por encima del capote y de las ruedas, para caer de manera decidida hacia el centro de las puertas delanteras. Una vez allí, vuelve a elevarse hacia la parte trasera del auto, dando un perfil sensual a la parte lateral del vehículo.

Tras definir firmemente las formas del cofre, este contorno se desplaza hacia un distintivo -y potente – pliegue que define la línea de cintura del Nissan Sway, una línea pellizcada por el umbral triangular de la parte inferior.

A ambos lados de la parrilla se encuentran los faros en forma de boomerang. Normalmente, la forma de boomerang es posible mediante el uso de luces LED dentro del faro. Esta vez es el propio faro el que tiene forma de boomerang y en su interior, los LED parecen un par de ojos mirando fijamente.

La firma en forma de boomerang de los faros traseros es también extendida, fraccionando los elementos de los tres cuartos traseros del vehículo. Dos salidas de escape trapezoidales emergen a cada lado de la placa de matrícula en la parte central trasera en lugar de debajo de la defensa.

Las complejas puertas traseras alojan no solo el amplio umbral inferior y el pliegue de la línea de cintura, sino también parte de los anchos pasos de rueda necesarios para cubrir las ruedas traseras. La elevación de las líneas hacia la parte trasera de la ventanilla, reducen al mínimo el pilar C entre la propia puerta y el techo flotante. Para facilitar la entrada y salida de los pasajeros, este concepto no cuenta con pilar central y las puertas traseras abren en sentido contrario a las delanteras.

Otra característica importante del nuevo lenguaje de diseño de Nissan es el techo flotante, que esta vez se expresa mediante un techo de cristal panorámico enmarcado por una compleja estructura en forma de C que nace en los pilares A y se prolonga por los laterales del techo hasta cruzarse en forma de X sobre la puerta trasera. En el auto concepto, esta estructura queda resaltada por el uso de un color naranja que contrasta con el gris azulado de la carrocería.

Una distintiva estructura en forma de X en el centro del techo, cuya unión central queda sobre los pasajeros de la primera fila, garantizando la rigidez estructural del vehículo. El techo de cristal tiene dos ventajas: los pasajeros que viajan en el interior del vehículo tienen una gran sensación de espacio y libertad mientras que las personas que están en el exterior pueden admirar la cabina.

Adicionalmente, Sway destaca por la agradable combinación de colores en el interior y el exterior. El color exterior del vehículo es un “gris azulado”, con toques que sólo son visibles bajo luz directa, armonizados por el naranja que contrasta. Esta sofisticada combinación de colores queda perfectamente integrada en el paisaje. El interior emplea un azul oscuro con elementos de contraste en colores marfil y naranja, éste es similar al del exterior para ofrecer una impresión de unidad cromática del vehículo.

Inspirado en el show car IDx que se presentó en el Auto Show de Tokio en 2013, Sway adopta – y desarrolla – el concepto de una salpicadera en forma de ala de avión. La fuerza de este diseño en ala le proporciona su sencillez formal. El resultado es un espacio interior donde la funcionalidad es prioritaria y nada tiene un papel meramente decorativo.

Los elementos estructurales, por ejemplo, se muestran como tal. Las manijas de las puertas se han diseñado para que se integren como parte de la estructura de aluminio que se deja a la vista. Incluso el volante de tres brazos tiene una sencillez propia de una filosofía de retorno a lo básico, con una parte inferior más cuadrada y brazos de aluminio.

Delante del conductor sólo hay dos instrumentos, de manera que la mayoría de las funciones pasan a la ancha tableta trapezoidal situada en el centro de la consola, que es perfectamente visible – y usable – tanto para el conductor como para el pasajero delantero.

Los ligeros asientos tienen una estructura de aluminio – de nuevo a la vista – y están recubiertos en una tapicería similar al terciopelo, acentuados con un material de efecto perlado que utiliza técnicas de costura propias de la marroquinería de lujo. La combinación de colores prevé el uso de azul oscuro y naranja en el interior, para complementar a los tonos utilizados en el diseño exterior.

A pesar de que se trata de un vehículo del segmento B y, por lo tanto, compacto, la eliminación del pilar B y el uso de estructuras simples, pero elegantes hace que el interior parezca mucho más grande y habitable de lo que el vehículo pudiera sugerir a primera vista.

“Creemos que el Sway continúa con nuestra tradición de desafiar el statu quo en los segmentos tradicionales del mercado con un vehículo fresco, distintivo y llamativo tal como ya hicimos con Qashqai y JUKE”.

“Con este nuevo vehículo concepto para Ginebra, exploramos una fórmula para aportar nuevas ideas y mayor frescura a los tradicionales vehículos compactos del segmento B,” explicó Shiro Nakamura, vicepresidente de Diseño y CCO de Nissan Motor Corporation.

Paul Willcox, presidente de Nissan Europa, dijo: “Nissan se mueve. La marca piensa en soluciones brillantes e innovadoras para el mercado europeo – y para el resto de mercados globales – lo que se traduce en un crecimiento en Europa apoyado en nuestros formidables nuevos productos definidos siempre por un atractivo diseño. Sway demuestra la importancia del diseño en el camino de crecimiento y de fortalecimiento de la imagen de la marca Nissan.”

Dimensiones del Nissan Sway (mm)

Longitud

4.010

Anchura

1.780

Altura

1.385

Distancia entre ejes

2.570