PORSCHE 718 CAYMAN. MUCHAS NUECES, POCO RUIDO

Views: 3284

Desde Malmö, Suecia

Nuevamente Porsche tiene un motor de 4 cilindros, pero esta vez con turbo.

Como en ocasiones anteriores, Porsche se enfrenta con los nuevos 718 Cayman y 718 Boxster, a las críticas de los puristas de la marca. Esta vez por haber cambiado el 6 cilindros por un 4. Pero no uno cualquiera dentro del Grupo Volkswagen, sino uno propio con su arquitectura característica de cilindros opuestos. Es por eso que han optado por la denominación 718, en homenaje al auto de carreras de 4 cilindros y motor central de finales de los años 50.

Uno podría pensar que para probar un auto así, Alemania ofrece lo necesario, pero en Porsche son originales y han preferido la ciudad sueca de Malmö, pues muy cerca disponen del autódromo de Sturup, donde tendremos ocasión de probarlo a fondo. Pero como abrebocas llegaremos al circuito, manejando hasta Abbekas con el increíble fondo del mar Báltico y luego por una zona montañosa.

VJG5463

Porsche acostumbra a aumentar la potencia y disminuir el consumo con cada nueva generación de alguno de sus modelos y este 718 Cayman no es la excepción, pues gana 35 HP y consume hasta un 13 por ciento menos, pero lo más importante para el fabricante, cumple con los estrictos estándares de emisiones que Europa quiere poner en acción dentro de tres años.

Exteriormente mantiene también la tradición, con innumerables cambios pero una apariencia similar al anterior Cayman, del que solo se conservan el parabrisas y dos piezas exteriores más. Los guardafangos son más pronunciados, hay entradas de aire más grandes, luces diurnas de LED y sobre todo la parte posterior es muy distinta, con una pieza negra que une ambas lámparas.

02_024

Iniciamos el recorrido con el Cayman S y a los pocos minutos de dejar Malmö comprobamos que este Cayman es más fiero que el anterior, pues no necesita ir a muchas revoluciones para empujar sino que desde un rango muy bajo disponemos de una aceleración constante. Pero no es solo el motor lo que ha mejorado, pues la adopción de la dirección del nuevo 911 Turbo, hace que la respuesta a nuestros movimientos sea más rápida.

Otra novedad es que tenemos el control de ajustes desde el timón, también directamente del 911, con lo que podemos cambiar los 4 modos de manejo, con solo un pequeño giro a la perilla. Lo manejamos mucho rato en el modo Confort, que es el más recomendado para ir en plan ciudad o en una carretera con muchas ondulaciones. El sistema es opcional y va ligado a la suspensión adaptativa que permite que el 718 Cayman S vaya dos centímetros más bajo que con la suspensión normal.

02_032

El sonido del motor, ha cambiado, pero para nada desentona con el auto y lo que ofrece. Sí, no tiene el sonido agudo y vibrante del Cayman anterior, sino algo más gutural, que puede acentuarse con una tecla en la consola.

Tras un recorrido de casi 200 kilómetros llegamos al circuito de Sturup, una pista muy técnica de poco más de dos kilómetros, llena de curvas y cambios de altitud. Es en este ambiente donde mejor se aprecia al nuevo 718 Cayman, que no ha perdido nada del balance y precisión del anterior modelo. Es más yo diría que se siente mejor, pues con la suspensión adaptativa y en el modo Sport + la amortiguación es más firme y no balancea en lo absoluto.

Si el auto incluye la opción Sport Chrono, tendremos un sistema que ajusta la transmisión PDK y la respuesta del motor, de modo que podamos aprovechar todo su potencial. Algo ideal para lo que estamos haciendo en Sturup.

01_076

Otra mejora que sale a relucir en una pista tan trabada como esta son los frenos, que ahora adopta los delanteros del 911 Carrera, con pinzas de 4 émbolos, para el nuevo 718 Cayman S, mientras que el 718 Cayman usa los anteriores del Cayman S, aunque siempre hay la posibilidad de pedir los frenos cerámicos a un costo adicional.

Los 350 HP y los 420 Nm, se hacen sentir en el circuito y nos permiten seguir al instructor a alta velocidad. El auto se siente aplomado y seguro, pero hay que tener cuidado con aplicar la potencia demasiado pronto en curva como en cualquier auto de motor central, aunque corregirlo resulta fácil e intuitivo, al punto de que incluso un conductor con poca experiencia podrá sacarle mucho partido.

02_031

Probamos de regreso a Malmö, la versión 718 Cayman con la transmisión manual de 6 velocidades y suspensión convencional. Aunque esta es la versión más económica del nuevo modelo, es superior a la anterior, con 300 HP a disposición. Es un auto en el que nos sentimos tan a gusto como con el S a pesar de que hay 40 Nm menos y 50 HP de déficit, pero para un uso regular del día a día, es todo lo que un auto deportivo debe ser.

El puesto típico de manejo de Porsche, se mantienen en el 718 Cayman, que ahora tiene de serie el sistema Porsche Communicatoion Management, que incluye un potente sistema de sonido, conectores USB, sistema de navegación, Bluetooth y un cargador para el celular por inducción (sin cables solo poniendo el celular sobre la superficie de carga).

Pocos cambios visibles y muchos fuera del alcance visual, que transforman a un auto excelente en uno superior, pese a las criticas de los puristas, que se acaban en el momento en que manejen uno.