Razones para la dimisión de Luca Di Montezemolo, Presidente de Ferrari

Views: 812

Tras varios días de comunicados por parte de Sergio Marchionne, CEO de Fiat Chrysler Automotive y de Luca di Montezemolo, Presidente de Ferrari, ayer llegaba uno donde este último anunciaba que abandona Ferrari a partir del próximo 13 de octubre.

La renuncia de quien ha sido la cara de Ferrari por los últimos 23 años, no ha tomado a nadie por sorpresa ya que los anuncios de Marchionne, indicaban que Ferrari perdía su independencia y que era una marca más del grupo, añadiendo además “que nadie era imprescindible”. Ante esto la decisión de Montezemolo era la que uno esperaría de una persona de su talante y la renuncia no se hizo esperar.

“Ferrari tendrá un importante papel en el Grupo FCA en la próxima emisión de acciones de Wall Street. Esto abrirá una fase nueva y diferente, que creo encabezará su CEO. Es el fin de una era, así que decidí dejar mi puesto como Presidente tras casi 23 maravillosos e inolvidables años, más los transcurridos junto a Enzo Ferrari en los 70”. “Agradezco, en primer lugar y lo más importante, a los hombres y mujeres excepcionales de la fábrica, las oficinas, los circuitos y el ambiente de las carreras en el mundo. Fueron los verdaderos arquitectos del crecimiento de esta compañía, de sus muchas e inolvidables victorias y de su transformación en una de las marcas más sólidas del mundo. Un cálido abrazo de despedida y muchas gracias a los compañeros de la parte técnica y comercial, nuestros distribuidores en todo el mundo y, mucho más, a nuestros clientes y coleccionistas cuya pasión comparto con todo el corazón”. “También pienso en nuestros seguidores, que siempre nos apoyan con entusiasmo, sobre todo en los momentos difíciles. Ferrari es la compañía más maravillosa del mundo. Ha sido un gran privilegio y un honor ser su líder. Le he dedicado todo mi entusiasmo y compromiso. Junto a mi familia sigue siendo lo más importante en mi vida. Deseo a los accionistas – sobre todo a Piero Ferrari, que siempre ha estado a mi lado – y a todos en la empresa muchos años de éxito pues Ferrari se lo merece” decía el comunicado de despedida de Montezemolo.

Finalmente las dos personalidades chocaron y aunque Montezemolo goza de la aprobación de los italianos, a pesar de los malos resultados de la marca en Fórmula 1 ya no tiene la protección de los Agnelli, pues fue su nieto, John Elkhan quien trajo a Marchionne a la empresa, tratando de romper los lazos familiares y evitando el destino de muchas empresas familiares. Marchionne tiene la sartén por el mango y Montezemolo lo sabe, por lo que lo más inteligente ha sido renunciar, conservando su dignidad.Detrás de la pugna entre estos dos hombres por el control de Ferrari, está lo que es cada uno. Por una parte un aristócrata, como Montezemolo, protegido en vida de Gianni Agnelli y por el otro un hombre de clase media, que se ha ganado su puesto a base de esfuerzo personal. Montezemolo es una figura conocida en todo el mundo, tanto por su vida personal como por la laboral, donde incluso fue el Presidente del Juventus. Mientras la gente lo para constantemente en la calle para tomarse fotografías con él, Marchionne es prácticamente un desconocido para los italianos de a pie, pues ni siquiera vive en ese país. Son dos personalidades diametralmente opuestas, por un lado un Marchionne frío, calculador y autoritario y por el otro un Montezemolo con una personalidad encantadora, extrovertido y explosivo.

La próxima víctima de Marchionne de seguro será Marco Mattiacci, Director General del equipo Ferrari, quien tiene muy poco tempo en el puesto y carece de experiencia deportiva. Tiene también en su contra su relación familiar con Montezemolo, pues está casado con su hija.