Toyota Hilux. El líder mejora

Views: 2141

La llegada de nuevos vehículos al segmento, obliga a renovar el pick up más vendido en nuestro país en los últimos años.   Tras una década de ventas y con el título del pick up de una tonelada más vendido en el mundo, el nuevo Hilux llega tras mucha expectativa, con un exterior moderno y un interior muy mejorado, al punto de que parece el de un SUV.

La cabina ha crecido y no es solo que el frente es más pronunciado, sino que hay 7 centímetros más de longitud y 2 de ancho, con lo que tenemos un interior más espacioso, con mayor separación entre las butacas, mientras que atrás hay más espacio para los hombros.

El chasis es nuevo y fabricado con acero de alta tensión, lo que ha permitido una estructura más solida, lo que le ha permitido superar con éxito las pruebas de colisión y se ha ganado las 5 estrellas, siendo este el primer pick up de Toyota en lograrlo.

Para la carrocería, han roto un poco con las líneas muy curvas del anterior modelo y le han dado un aspecto atlético con guardafangos abombados y un vagón más alto.

Los que les gusta informarse por Internet, habrán notado que para algunos países Toyota estrena un motor diesel para el Hilux, desafortunadamente la fábrica no ha autorizado ese motor para América Central, debido a la pobre calidad de nuestro diesel y a las lecciones aprendidas con el Toyota Prado de hace años. Por lo tanto tenemos las mismas opciones de motor que ya teníamos, el 2.5 litros turbo diesel para las versiones más sencillas y el D4D de 3.0 litros para las versiones más equipadas. Ambas se pueden distinguir fácilmente desde el exterior, no solo por las identificaciones externas sino porque mientras la versión de 2.5 litros tiene la tapa del motor plana, la versión 3.0 tiene una toma de aire. Nuevo también para Asia y Australia es una transmisión automática de 6 velocidades, diseñada para el nuevo motor, por lo que nosotros volvemos a tener la habitual de 5. Ahora bien, para los que quieren ahorrar y tener un mayor control sobre su manejo, Toyota estrena una transmisión manual de 6 velocidades para el Hilux, que permite no solo un menor consumo en carretera, sino un mejor aprovechamiento del torque del motor ya que el máximo está entre las 1,400 y las 3,400 rpm y con esta transmisión esa es la zona donde nos mantendremos la mayor parte del tiempo.

[ess_grid alias=”Toyota Hilux”][/ess_grid]

ficha-hyluxSin duda el mayor cambio, en el Hilux, es en el interior. El equipo de diseño ha buscado eliminar la percepción de que manejamos un pick up, para ofrecernos una experiencia nueva en el segmento, con un tablero muy elaborado, más similar al de un SUV premium que a un pick up. Frente al conductor el cuadro de instrumentos tiene iluminación constante, como los de la mayoría de sedanes de gama alta de la marca. Al centro de los dos grandes relojes, tenemos un centro de información que podemos controlar desde un botón en el timón. Para las salidas del aire acondicionado se ha buscado una posición alta para una mejor distribución y en el medio de las salidas tenemos un reloj y el botón de emergencia.

Bajo esto, la mayor novedad, una pantalla táctil, que incluye el equipo de sonido y el Bluetooth. Sobre este hay que decir que es uno de los meas sencillos de operar y que conectarlo a nuestro celular tomó menos de un minuto. Bajo la pantalla tenemos los controles digitales del aire acondicionado con función automática.

Para hacer los cambios a doble tracción se mantiene la perilla en el tablero con tres posiciones: tracción trasera, doble alta y doble baja.

Un timón forrado en cuero, con su respectiva bolsa de aire y controles para el equipo de sonido, el celular y la computadora de a bordo, completan la zona dedicada al conductor.

La tapicería de los asientos tampoco parece para un pick up y eso que nuestro modelo de prueba no tiene cuero (una opción disponible) sino tela con costuras visibles en color contrastan que también observamos en la tapa del deposito central, de tacto acolchado y con la misma tela de los asientos.

Toda una serie de detalles en todo el interior, con molduras cromadas, materiales de tacto suave y elementos de buen gusto, hacen que nos sintamos en otro tipo de vehículo, lo que resultará agradable para sus ocupantes.

Toyota asegura haber hecho cambios en la suspensión del nuevo Hilux y que lo ha suavizado, pero no pude notar esa diferencia y sobre todo en carretera se nota muy duro y brincón, especialmente si lo comparamos con competidores como el Nissan NP 300 Frontier o el Ford Ranger, que ofrecen un manejo más descansado y cómodo sobre el asfalto.

Aparte de esto, el comportamiento es el adecuado, con un motor que empuja todo el tiempo, una buena estabilidad, lo que permite ir rápido y seguro en carretera. La dirección era y sigue siendo uno de los puntos fuertes del Hilux, con una asistencia progresiva que permite tener buen control. Algo similar podemos decir de los frenos, con los tradicionales discos delanteros y tambores traseros con asistencia ABS.

Decidimos sacarlo del asfalto y probar su capacidad todo terreno y no nos defraudó, cruzando zonas de lodo sin necesidad de conectar la doble tracción y solo en los momentos donde el recorrido era muy empinado fue necesaria su aplicación meas por consideraciones de seguridad que por falta de tracción. El cambio en el diseño exterior, permite tener mejores ángulos de ataque y salida, con lo que moverse por zonas con grandes pendientes es ahora más seguro, pues es difícil llegar a tocar con las defensas.

Como es habitual, Ricardo Pérez, traerá versiones con cabina sencilla y con doble cabina, en diferentes niveles de accesorización y mecánica, con lo que garantizan que pueden satisfacer los gustos y los bolsillos de todos los que quieran este vehículo/

Toyota asegura que todos los cambios realizados aumentan los valores tradicionales del Hilux, como son durabilidad, capacidad y confiabilidad. A esto nosotros añadiríamos que ahora es más atractivo tanto para el usuario que lo utilizará como herramienta de trabajo, como para aquel que lo usará como auto familiar.