UNA PIEZA TAN PEQUEÑA COMO UN CHIP PONE EN JAQUE A LA INDUSTRIA

Views: 294

Los autos actuales se han convertido en aparatos con un alto contenido electrónico y eso involucra cantidad de microchips. La industria en general, no solo la automotriz se ha volcado a la electrónica y eso tiene como consecuencia una alta demanda de chips, que debido a la pandemia de Covid , al cambio climático y a un accidente, se encuentran en este momento en un momento crítico en su producción.
No hay fabricante, que no se haya visto afectado y aunque el principal efecto ha sido parar provisionalmente y temporalmente algunas líneas de producción. En algunos casos se ha parado por completo la producción de algunos modelos, o más bien ciertas variantes de algunos modelos. Algunos fabricantes, incluso han tenido que remodelar alguno de sus modelos, tal es el caso de Peugeot con el 308, que antes venían con instrumentación digital y ahora han vuelto a la análoga, por falta de chips.
AlixPartners, una de las firmas de consultoría más utilizadas por la industria del automóvil, ha estimado que este año dejarán de producirse entre 1.5 y 5 millones de vehículos menos, por culpa de la escasez de chips.
Parte de la escasez se debe al incendio en Japón de una planta de semiconductores, Renesas Electronics Corp, que producía el 30% de los semiconductores usados por la industria automotriz y que aun no ha sido reconstruida por completo. Otro problema tiene que ver con el cambio climático. Taiwan, otro gran productor de chips, está atravesando por una de sus peores sequías y para la fabricación de los chips, se utiliza mucha agua. Debido al racionamiento impuesto por el gobierno taiwanés las plantas no están trabajando a su capacidad normal.
Mañana Volkswagen cerrará hasta el 7 de mayo, la planta donde se fabrica el Touareg, los Audi Q7 y Q8, además del Porsche Cayenne.
General Motors tiene cerradas las fábricas donde se fabrican: Camaro, Malibú y Cadillac XT4, XT5, CT4 y CT5, y a partir de la próxima cerrará la de Ramos Arispe en México, por 15 días. Allí se fabrican el Equinox y el Blazer.
Ford tiene plantas trabajando un solo turno y otras continuarán cerradas hasta el 10 de mayo.Explorer, F-150, Mustang, Edge y Lincoln Aviator, están en back order.
Jaguar Land Rover, también está afectada por lo que han dejado de producir Evoque, Discovery Sport y los Jaguar F-Type, XF y XE.
Jeep también tiene problemas para fabricar Grand Cherokee y Dodge Durango, con lo que las ordenes de entrega de esos modelos están retrasadas. Mercedes Benz tiene ese mismo problema con los GLC y toda la Clase C.
Entre los fabricantes japoneses, la situación también pinta crítica. Nissan piensa cerrar Kyoshu en mayo donde se produce X-Trail. Mitsubishi tendrá que reducir su producción a una quinta parte de lo normal incluyendo la de su planta en Tailandia. Subaru no ha dicho si cerrará alguna de sus plantas en Japón, pero ya anunció que la de Lafayette, en USA ha estado cerrada desde la segunda semana de este mes y seguirá cerrada una semana más. Mazda también ha reducido su producción, aunque sin indicar que modelos han sido afectados, lo mismo han hecho Honda y Toyota.
El Grupo Hyundai-Kia cerró un par de plantas durante este mes y lo volverá a hacer en mayo
Este es el panorama, que por supuesto también afecta el mercado panameño y puede afectar las cifras de ventas finales para 2021, pues a la afectación económica y los posibles cierres por nuevas cuarentenas, hay que sumar ahora, los atrasos en los pedidos y la falta de inventario de la mayoría de las marcas.

CHICAGO, IL. Feb. 7, 2019 – Ford is investing $1 billion in Chicago Assembly and Stamping Plants and adding 500 jobs to expand capacity for the production of all-new Ford Explorer, Police Interceptor Utility and Lincoln Aviator. The new investments include advanced manufacturing technologies and workforce training at the plants to help Ford deliver better quality vehicles to customers more quickly. The company spending $40 million to make the Chicago Assembly and Stamping better places to work, including new LED lighting and cafeteria updates, new break areas, and parking lot security upgrades. Photo by: Sam VarnHagen