Yamaha, de las dos a las cuatro ruedas

Views: 1843

Un concepto que puede significar el siguiente paso de la marca, que ya es reconocida en el mundo de la música y del motociclismo.

Durante el Salón de Tokio, Yamaha presentó varios vehículos nuevos, incluyendo una moto con dos ruedas frontales, pero lo que acaparó la atención tanto de los medios especializados como del público, fue un concepto llamado Sports Ride cuyas dimensiones son similares a las del nuevo Mazda Miata, pero con un peso inferior.

sports-rider-3

Para la construcción de su chasis, se ha utilizado una técnica llamada iStream, desarrollada por el ingeniero Gordon Murray, de reconocida trayectoria en la Fórmula 1, donde se consigue una estructura de alta rigidez con muy bajo peso, que en el caso del Sports Ride no supera los 750 kilos, incluyendo motor con sus fluidos. Pese a esta cifra, el concepto muestra un interior funcional, con un tablero orientado hacia el conductor al que prácticamente envuelve.

sports-rider-003-1

El diseño de la carrocería es propio de Yamaha, aunque hay muchos elementos que nos recuerdan tanto a los Pagani actuales, como al McLaren F1 de los años 90. Pese a su apariencia, la marca nipona asegura que es un concepto de auto urbano, para dos ocupantes que busca transmitir las mismas sensaciones de una motocicleta.

sports-rider-2

Ni en el Salón ni en la nota de prensa, se habla nada de su propulsor motor, aunque por el peso se descarta la opción híbrida, que se había apuntado como una de las posibilidades y todo parece indicar que de llevarse a producción se podría usar el motor de tres cilindros y 1.0 litros que mostraron hace dos años en el concepto MOTIV.e. Ese motor puede generar alrededor de 80 HP, que pueden parece pocos, pero que gracias a su relación peso / potencia, debería superar los 200 km/h y acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 8 segundos. Teniendo también en cuenta un centro de gravedad muy bajo, pues su altura es de 1.17 metros y un ancho de vías muy similar al del Caterham Super 7, con un relación peso potencia similar, su manejo en pista debe ser de los mejores, con la ventaja de que el Yamaha tiene una configuración de motor central y un chasis con mayor rigidez.

Aunque Yamaha es más conocido entre los amantes del motociclismo, no es nuevo en la industria automotriz a los que ha suplido de motores desde hace más de cinco décadas. Suyo fue el primer motor con doble árbol de levas de Toyota, instalado inicialmente en el Toyota 2000 GT y luego en otros modelos más mundanos. También Ford uso uno de sus motores en el Taurus SVO.

Este nuevo auto y el MOTIV.e mostrado hace dos años, hacen pensar en la posibilidad de que Yamaha quiera regresar al mundo automotriz, aunque en este caso no como suplidor de motores sino como de vehículos completos.