HACE 75 AÑOS NACIA UN ICONO

Views: 133

Aunque ya desde antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, ya se había empezado a fabricar el Volkswagen, estos no llegaron nunca a quien iba destinado, pues las primeras unidades se entregaron a altas personalidades nazi y para uso militar. No sería sino hasta el 27 de diciembre de 1945, que empezaría la fabricación en masa del tipo I, tambien conocido como Volkswagen Limuosine. y que luego se haría popular como Beetle o Escarabajo.

En junio de 1945, el gobierno Militar Británico asumía la responsabilidad de la planta en Wolfsburg de  Volkswagenwerk GmbH.  Al finalizar la gran guerra la producción del Volkswagen Tipo I empezaba con un plan de usar el vehículo como medio de transporte dentro de la zona de ocupación.  El Senior Resident Officer, Major Ivan Hirst  jugó un importante rol en ese desarrollo y fue su pragmatismo británico el que finalmente protegió la planta en contra de los que pedían su demolición. La capacidad de Hirst, para improvisar sobre la marcha y su visión de futuro hicieron posible que la producción se arrancara en tiempos de racionamiento y y bajo condiciones donde la materia prima era escasa. Con su entusiasmo por los autos y la tecnología, supo transformar rápidamente una fábrica de material bélico en una empresa civil dedicada a la producción industrial.

The “marriage” at Volkswagen’s Wolfsburg plant.

El Gobierno Militar Británico ordenó inicialmente la fabricación de 20,000 Tipo I en agosto de 1945. El inicio de esa producción marcaba el inicio de una planta que había sido casi destruida hacia el final de la guerra. Esa solución estaba en línea con la politica de Gran Bretaña con respecto a Alemania, que veía el trabajo como una seguridad financiera con futuro para la población y un elemento clave para democratizar Alemania.

Durante 1945 se fabricaron menos de 50 autos, pero pronto las previsiones de producción se vieron superados por una demanda sin precedentes, que hicieron que el Beetle se fabricara con muy pocos cambios reales hasta 2003, cuando la planta de México fabricó el último Beetle. Un auto del que se fabricaron  21,529,464 de vehículos, incluyendo unos 15.8 millones que salieron de la planta de Wolfsburg, en Alemania.