HINO ACEPTA FALSIFICACION DE EMISIONES

Views: 81

El fabricante de camiones Hino, de propiedad de Toyota, informó que retirará del mercado japonés los motores A05C (HC-SCR), A09C y E13, y los camiones Hino Profia y autobuses Hino S’elega, además del modelo Hino Ranger debido a que han presentado fallas en las verificaciones de emisiones de escape al no cumplir con las especificaciones gubernamentales niponas.

Adicionalmente, de acuerdo a un comunicado del fabricante, se identificaron conductas indebidas en el pasado en relación con sus solicitudes de certificación relativa a las emisiones y el rendimiento de la economía de combustible de sus motores para el mercado japonés.

“Hino ha identificado una conducta indebida relacionada con la falsificación de datos de rendimiento del motor en sus pruebas de durabilidad de emisiones para el motor de servicio mediano A05C (HC-SCR), y en la medición del rendimiento de la economía de combustible en las pruebas de certificación para dos motores de servicio pesado modelos, A09C y E13C”, señaló el fabricante.

“Hino también ha confirmado que esos motores tienen problemas en rendimiento de motor. En consecuencia, Hino ha decidido suspender la venta de esos tres modelos de motor y sus vehículos correspondientes en Japón”, dijo una fuente de la marca.

El comité de investigación encargado directamente por Hino Motors Ltd, piensa que el escándalo se debió a un entorno en el que los ingenieros no se sentían capaces de desafiar a sus superiores, en una rara crítica a la cultura empresarial japonesa. Según el comité, la sensación de éxito en el pasado por parte de la dirección contribuyó a engendrar esa cultura. El presidente de Hino, Satoshi Ogiso, pidió disculpas a los medios y dijo que la dirección se toma en serio sus responsabilidades. Según indicó, recibió un mensaje del presidente de Toyota, Akio Toyoda, afirmando que la mala conducta en Hino traicionaba la confianza de todas las partes interesadas.

Hino Motors es el último en sumarse a un largo listado de empresas japonesas del sector que remitieron a las autoridades datos incorrectos de emisiones de sus vehículos. Las acciones del fabricante, especializado en camiones, buses y maquinaria de construcción, se desplomaron un 9,86 % en la bolsa de Tokio tras conocerse del caso.