JAC T8: IMAGEN, PRESTACIONES Y EQUIPAMIENTO

Views: 359

Uno de los mayores fabricantes de camiones en China, acaba de lanzar su segundo pick up en el mercado internacional y Panamá ha sido uno de los primeros países en recibir el T8, un vehículo destinado a un cliente exigente y que más que un vehículo comercial, busca uno de aventura.

Aunque en otros países la T8, puede tener varios niveles de equipamiento, para Panamá se ha elegido la versión más completa, que cuenta con doble cabina, interior en cuero y tracción 4×4.

Este nuevo modelo destaca por su moderno diseño exterior, con un frente muy vertical dominado por una gran parrilla cromada, perfectamente integrada a la defensa. Las lámparas tienen luces de Xenón, con las letras JAC en la carcaza y luces diurnas en LED.

Lateralmente tiene una marcada línea de cintura, con una cabina con amplias ventanas, un vagón recto con un arco de seguridad, más bien decorativo, estribos, rines de 18 pulgadas de un hermoso diseño y protecciones plásticas en los guardafangos. Atrás la defensa va pintada del mismo color de la carrocería y las luces tienen un diseño de los LED en forma de C doble. Algo que nos llamó la atención es que pese a que las maniguetas de las puertas son cromadas la del portón trasero es negra.

El vagón va completamente protegido en su interior con un recubrimiento plastificado y tiene 1.53 metros de largo por 47 centímetros de altura.

El motor es un 2.0 litros, turbo diesel con intercooler e inyección directa, es decir de lo más moderno que ofrece el mercado. Entrega 135 HP y un torque de 320 Nm desde las 1,600 rpm, con lo que disponemos de mucha aceleración desde bajas revoluciones, lo que nos ayudará a cruzar calles o avenidas. Es un motor que por su tecnología tiene un bajo consumo, que el fabricante ha homologado como de 109 km/ litro en un ciclo mixto, con lo que en promedio debemos hacer unos 820 kilómetros por cada tanque, ya que este tiene 76 litros. Parte de esta economía se debe a una transmisión manual de 6 velocidades, que permite que en carretera y a 100 km/h vayamos a menos de 2,000 rpm.

A pesar de que el motor tiene correa de distribución, no es tan silencioso como otros modelos de la competencia, sin embargo se escucha por encima de las 2,500 rpm, por lo que normalmente no se escucha y a velocidad de carretera no molesta.

Decidimos ponerla a prueba yendo hasta Cerro Jefe, donde gran parte de la ruta es de tierra y como es muy común en esa zona, nos llovió todo el recorrido, con lo que adicional a lo difícil del camino, nos tocó neblina y superficies muy resbaladizas.

Con 22 centímetros de altura al piso y un sistema de doble tracción mediante botones, no hubo que mojarse para sortear desniveles, lodo y charcos, poniendo solamente la relación 4H en muy pocos lugares y más por seguridad, que por falta de tracción. No cuenta con sistemas de ayuda de tracción ni de descenso, pero en primera la relación es corta, con lo que se puede bajar zonas empinadas en ese cambio, sin necesidad de tocar los frenos.

La suspensión es bastante convencional, con brazos en A adelante y un eje rígido con muelles atrás, pero el tarado de estos y los amortiguadores, logran que sea bastante cómodo, aun sin carga. Nos sorprendió lo bien que absorbe los huecos grandes y lo rápido que se puede ir sobre caminos en mal estado, sin que haya muchos ruidos y sin que pensáramos en ningún momento que se podía romper algo.

Esa misma sensación de calidad la tenemos en el interior del auto, con los paneles correctamente instalados, con mínimas tolerancias y materiales de buena calidad. En fin todo lo que encontraríamos en las principales marcas japonesas.

El diseño interior es algo tradicional, sobre todo en el tablero, que cuenta con un cuadro de instrumentos moderno pero tradicional a base de dos grandes relojes e información variada entre ellos. En el centro tenemos una pantalla de 10 pulgadas, que es compatible con Apple Car Play o Android Auto, con lo que los amantes de estar conectados todo el tiempo, se sentirán a sus anchas y podrán usar el equipo como una extensión de su celular. Cuando se pone la reversa, la pantalla enmudece y nos muestra el área trasera, gracias a una cámara que nos enseña con líneas hacia donde vamos.

Uno de los puntos fuertes del T8 es el equipamiento, contando con todo lo que uno encuentra en la mayoría de vehículos de la competencia, aunque aquí todo el interior incluyendo parte del tablero, va tapizado en cuero y tenemos dos bolsas de aire frontales.

El JAC T8, nos llevó sin titubear un instante, hasta Cerro Jefe, demostrándonos su capacidad para circular por lugares difíciles tanto por su topografía, como por las condiciones climáticas que encontramos. Con un consumo mínimo de diesel y con un confort alto, donde incluso en el asiento trasero, se pueden sentar tres adultos de regular tamaño. En caso de usar el vagón, este tiene una capacidad de carga de 900 kilos y si lo que queremos es remolcar podremos tirar de 3/4 de tonelada.