JAC T8 PRO. EXTERIOR DE PICK UP, CORAZÓN DE SUV

Views: 450

Una de las marcas de vehículos más antigua de China es JAC, pues ya en 1964 estaban fabricando camiones. La filosofía de fortaleza y durabilidad, que se asocia con un camión la han traspasado a su gama de modelos actuales, que incluye sedanes, SUV, camiones y pick up, pero a sus nuevos productos le han añadido tecnología, y esto se nota especialmente en un vehículo como el T8 Pro, que combina la versatilidad de un pick up, con la sensación de estar en un SUV.

Su centro de diseño en Italia fue el encargado de crear una carrocería moderna, bien proporcionada y con una alta percepción de fortaleza, que realzan un ancho de 1.88 metros y una enorme parrilla frontal.

Lateralmente tiene el típico diseño de pick up, pero acá veremos una serie de elementos como los estribos, los rines bitono de 18 pulgadas y la barra antivuelco, que denotan su vocación como auto de aventura y no tanto como uno comercial. Otro detalle que parece confirmar esto es la defensa trasera pintada en el mismo color del auto. Por si esto no fuera suficiente, tenemos un sun roof eléctrico, definitivamente algo que no veremos en un vehículo comercial.

El T8 Pro  no necesita llave, sino que tenemos un control, que podemos echárnoslo al bolsillo y con un botón, en la manija frontal, el auto cierra o abre los seguros, igualmente, para arrancar, solo necesitamos volver a apretar ese botón.

Comparado con el T8, el Pro tiene sus mayores cambios en el interior, con buenos acabados y una alta percepción de calidad, con materiales suaves donde la competencia solo ofrece plásticos duros, instrumentación digital y una pantalla vertical de 10.1 pulgadas, cuyo sistema es compatible con Android Auto y con Apple CarPlay, algo raro de encontrar en un auto chino.

La tapicería es en cuero, con costuras en rojo, lo que le da un toque elegante pero a la vez deportivo. Los asientos frontales ofrecen buena sujeción al cuerpo, mientras que sentados atrás tenemos bastante espacio para las piernas y cabeza, aunque la posición, como en la mayoría de pick up es bastante erguida. El asiento posterior se puede abatir y queda una superficie plana donde llevar cosas protegidas, también la base se puede levantar y dispondremos de espacio adicional.

El cuadro de instrumentos es completamente digital y podemos tener tres opciones de color de fondo. En la parte central tenemos el tacómetro y el velocímetro y en el medio una serie de informaciones que podemos cambiar mediante un botón en el timón. La pantalla central tiene muy buena resolución y contiene gran cantidad de información, una visión de las cámaras que crean una perspectiva de 360 grados y una vista en 3D, pero además desde la pantalla podemos manejar el sistema de aire acondicionado. En la consola tenemos un espacio donde poner el celular cerca de salidas de 12 voltios y USB, el botón del freno de mano, la palanca de cambios y una perilla giratoria, para cambiar los modos de tracción.

El motor es un 4 cilindros turbo diesel de 2.0 litros que genera 137 HP y un torque de  320 Nm, que mantiene el máximo entre 1,600 y 2,600 rpm, es decir en el rango usual de uso. Solo hay disponible una transmisión, que es manual de 6 velocidades. Es una combinación mecánica que ofrece buena capacidad de aceleración, aunque en salida, si aceleramos suave es algo lento, pero apenas el turbo carga, sentiremos como empuja muy bien. Otra ventaja de ese motor es que es bastante económico, especialmente en recorrido urbano.

En carretera, el motor va descansado a velocidad de autopista, aunque se escucha alto y claro. En zonas de curvas sorprende por su estabilidad y una dirección que inspira confianza. Lo otro es que debido a su interior, tendremos la sensación de viajar en un SUV, con todas las amenidades que esos ofrecen.

Una de las ventajas que le encontramos, es que debido a su fortaleza es muy apto para ir en plan de aventura, pues tenemos tracción a las 4 ruedas en alta y baja, al toque de un botón, pero ademas tiene 22 centímetros de altura al piso, lo que nos permitió cruzar un río que por las lluvias estaba bastante crecido. Este es un auto ideal, para ir a nuestro lugar favorito de descanso, sin importar si hay que cruzar ríos, si hay que recorrer caminos de tierra o incluso trochas, ya que podemos pasar de tracción a trasera a 4×4, sin bajarnos del auto.

Un detalle importante al ir a campo través o por caminos en mal estado, es que tenemos la cámara de 360 grados y los sensores tanto adelante como atrás, lo que permite ver por donde uno va y escuchar si estamos cerca de un obstáculo que pueda haber quedado oculto a la vista de las cámaras.

Un punto al que el comprador panameño le está poniendo cada día más atención, es la seguridad. Y el T8 Pro cuenta con discos en las 4 ruedas, con ABS, distribución electrónica de frenado y sistema de frenado de emergencia. Tiene también sistema de ayuda de arranque en pendiente y control de  tracción y estabilidad. Cuenta con una carrocería con barras en las puertas, monitor de presión de llantas y dos bolsas de aire.

El T8 Pro ha sido una grata sorpresa, tanto por la oferta tecnológica que ofrece, como por su interior de calidad, pero sobre todo porque ofrece buen confort de marcha, superior a muchos de sus competidores directos, aunque también por un precio muy competitivo y una garantía que pocos pueden igualar.