LO BOTAN Y SE VENGA CON EL CARRO DE SU JEFE

Views: 473

Un Ferrari GTC4 Lusso resultó en perdida total luego que un empleado de su propietario lo embistiera, a propósito, con una mula.
El hecho ocurrió en Chicago cuando un trabajador fue despedido tras solo cuatro días de trabajo. La empresa alegó que el chofer no era lo suficientemente estable para el trabajo, tras un incidente donde el recién contratado empleado se enfureció porque no le fue asignado un camión nuevo y en vez de eso le dieron un 2019 con 50,000 kilómetros, lo que tomó como una afrenta. La compañía, entonces, decidió despedirlo pero de forma civilizada, “no hubo discusión ni palabras de odio entre medio y eso fue visto por varios testigos”, detalla la fuente.
Pese a que el hombre pidió permanecer en la empresa, el jefe no tomó en cuenta su exposición y entonces el chofer se dirigió al camión y tras arrancarlo embistió al Ferrari del dueño de la empresa, destruyéndolo.
Tras el hecho, la policía detuvo al chofer, que ahora enfrenta cargos penales.