LUJO TODO TERRENO

Views: 1463

Mercedes Benz convierte al Clase G en un Maybach.

Mercedes Benz ha sabido, desde siempre, mezclar lujo, prestaciones e innovación y con el G 650 Landaulet, han llevado estos tres pilares a un ámbito hasta ahora desconocido para ellos. Si bien es cierto que el Clase G, sobre todo en su variante AMG es un vehículo lujoso, lo hecho con el G 650 Laudalet ha servido para tener el primer Maybach con capacidad todo terreno de este siglo. Con esta versión del Clase G demuestran que con el tema lujo se puede llegar a extremos inimaginables y para ello han necesitado alargar el chasis de la versión normal en 57.8 centímetros, lo que deja espacio en la parte trasera para poder ir con las piernas completamente estiradas y colocar butacas de primera clase, eléctricas y con múltiples ajustes incluyendo reclinarlas horizontalmente. Los asientos tienen una serie de cámaras infalibles que proveen confort y soporte lateral, más el programa de masajes, que incluye calientes.

Para acceder a los asientos traseros las puertas abren a 50 grados y entre los asientos encontramos una consola con portavasos que pueden mantener las bebidas frías o calientes por un largo periodo de tiempo. La consola central incluye dos mesitas, parecidas a las de los aviones aunque forradas en cuero, con capacidad para conectar una computadora o una tablet y los controles del aire acondicionado. El equipo de entretenimiento no podía faltar con dos pantallas individuales, que van colocados frente a la partición de vidrio que aísla a los ocupantes de la parte posterior del conductor.

La parte mecánica del G 650 Landaulet, incluye el motor V12 bi turbo de 630 HP y un torque de 1,000 Nm, con una transmisión automática y un complejo sistema 4×4 donde los ejes van colocados más altos que el centro de las ruedas, lo que aunado a que estas tiene una dimensión de 325/55 R 22, permite tener 45 centímetros de distancia al piso, con lo que puede superar todo tipo de obstáculos.

[ess_grid alias=”LUJO TODO TERRENO”]