BENTLEY LISTO PARA PIKES PEAK

Views: 37

Para su asalto a Pikes Peak el próximo 27 de junio, el Bentley Continental GT3 va a usar combustible renovable, con lo que se inicia una investigación y su desarrollo que permita ofrecer a los clientes de la marca alternativas ecológicas al programa de electrificación en el que ya se encuentra Bentley. Esta estrategia a dos bandas busca maximizar el paso de Bentley hacia sus metas de carbón neutro que es parte del plan Beyond100.

El Bentley Continental GT3 Pikes Peak, es el auto de carreras más extremo construido por Bentley y se encuentra en su fase final de preparación, para la carrera en cuesta más exigente y conocida en el mundo, habiéndose completado tres sesiones dinámicas con el nuevo combustible ecológico.
Debido al gran cambio de altitud, pues la largada está a 9,300 pies y la meta a más de 14,000, la diferencia en densidad del aire obliga a unas soluciones aerodinámicas radicales, con grandes apéndices y alas. Estas modificaciones permiten de fuerza vertical a nivel del mar, sin afectar el balance entre el frente y la parte trasera.

Pero esa exigencia también es para el motor, que en esta versión el 4.0 litros, doble turbo V8 ha sido rediseñado para que entregue 750 HP y 1,000 Nm, a nivel del mar, con lo que el día de la carrera se ajustará para que desarrolle aun más a la altitud requerida. Para esta prueba el GT3 Continental estrena bielas y nuevos pistones, con lo que se ha podido aumentar la presión de los turbos a 2.2 bar.
La marca que quiere establecer un nuevo récord para esta prueba que incluye 156 curvas en su recorrido total y que ahora está en 9 minutos y 36 segundos, volverá a contar con los servicios del neocelandés Rhys Millen, ganador tres veces de la prueba y que ha logrado establecer dos récords en Pikes Peak, uno con el Bentayga W12 en 2018 y el otro en 2019 con el Continental GT.