CHEVROLET CAPTIVA. Mas espacio, más seguridad y una carrocería más moderna.

Views: 187

Desde su llegada a nuestro país, hace varios años, la Chevrolet Captiva, se ha convertido un uno de los productos más vendidos por la marca en Panamá. Para 2024 ese pionero de los SUV de 7 pasajeros, se ha renovado, mejorando elementos de seguridad y tecnología y adaptando su carrocería e interior a las nuevas tendencias de diseño.

Esta nueva Captiva es fácilmente identificable por sus mejoras en la carrocería, que le dan un toque más deportivo, especialmente si hablamos de la versión Premier, donde tenemos que las luces frontales son en LED y colocadas en una posición baja. Nueva también es la parrilla, que será uno de los puntos donde podremos diferenciar a simple vista la nueva de la anterior, pues tiene la banda cromada, recta y más delgada, con las luces diurnas como parte de ella. Otra novedad es la defensa con un spoiler integrado en ella, que según fábrica mejora la estabilidad a alta velocidad.

Una tendencia muy actual, es acentuar las líneas laterales, especialmente la de cintura y en el nuevo Captiva, esta es muy marcada. El techo flotante, se mantiene, pero ahora el tratamiento del poste C es distinto. Nuevos también son los rines de 17 pulgadas, que en la versión Premier son de 18.

Por detrás los cambios son más sutiles y comprenden lo habitual, es decir, lámparas y defensa con otro diseño.

En la parte motriz, la Captiva tiene un motor de 1.5 litros turbo, con doble árbol de levas y alzada variable de válvulas, con eso se consiguen 144 HP y un torque de 250 Nm a partir de las 1,600 rpm, con lo que no hay queja en cuanto a aceleración. El motor va asociado a una transmisión automática del tipo CVT que mueve las ruedas delanteras.

En cuanto al esquema de suspensión, cuenta con los tradicionales puntales McPherson adelante y una barra de torsión trasera, con lo que se consigue mejorar en espacio de baúl y la tercera fila.

Si abrimos las puertas del auto y entramos en él, veremos que el interior está alineado con las tendencias actuales, es decir, superficies blandas y pantallas de gran tamaño, como la que domina el centro del tablero, con 10.4 pulgadas y que parece una tablet, por su posición vertical. Como es de esperarse tiene conectividad con Apple CarPlay y Android Auto. En esta pantalla tenemos los ajustes del aire acondicionado y otros ajustes del mismo auto, así como la cámara de retroceso, que ofrece una visión de 360 grados en 3D.

Frente al conductor tenemos otra pantalla, esta vez para la instrumentación, con bastante información.

Para los que no pueden vivir sin estar pegados al celular, hay toda una serie de puertos USB repartidos por el auto.

Las tres filas de asientos van tapizadas en lo que se denomina cuero sintético, que en un auto de este tipo es más funcional que el cuero real, ya que es muy resistente y puede limpiarse con facilidad. En la versión Premier, el asiento del conductor es eléctrico.

En la segunda fila hay espacio de sobra, al punto de que podemos mover individualmente los asientos y aun en la posición más adelantada será difícil tocar con las rodillas. Tenemos en esa parte una salida de aire acondicionado, en la parte trasera de la consola, un puerto USB y un espacio pequeño para llevar cosas.

El asiento de la segunda fila, se recoge fácilmente y podemos entrar a los dos asientos traseros, donde un adulto cabe, aunque es más adecuado para niños o personas de baja estatura.

Es increíble la cantidad de espacio que tiene el habitáculo, a pesar de que se trata de un auto que solo mide 4.67 metros de largo. Pero esta muy bien distribuido y los 7 ocupantes podrán tener espacio de sobra y no se sentirán como en lata de sardinas.

El baúl, con las tres filas de asientos es mínimo, adecuado para un par de maletines o “carry on”, pero abatiendo los asientos de la tercera fila, tenemos espacio de sobra.

El motor ofrece buena aceleración y eficiencia en consumo, con lo que tenemos un auto práctico y cómodo para nuestros desplazamientos diarios.

La suspensión es bastante confortable y pensada más en un uso citadino, por lo que ofrece confort en nuestras calles y el recorrido adecuado para sortear huecos y resaltos. Eso si, si empezamos a manejar rápido notaremos que se inclina bastante en curva, aunque no a niveles inseguros.

En un auto familiar el tema seguridad, es de vital importancia y por eso en Chevrolet han dotado a este Captiva con frenos de disco en todas las ruedas, con ABS Y EBD, control electrónico de tracción, sistema de monitoreo de la presión de llantas y 6 bolsas de aire. Tenemos también anclajes Isofix en la segunda fila.

En su momento el Captiva era uno de los pocos SUV con tres filas de asientos, que un comprador normal podía comprar. En la actualidad la oferta de vehículos con características similares ha aumentado, por lo que a pesar de las mejoras, deberá competir en un ambiente más difícil, con algunos competidores que ofrecen elementos adicionales de seguridad y en algunos casos hasta un precio más bajo. A su favor está, que se trata de un producto probado y una marca conocida, de larga trayectoria en Panamá.