HYUNDAI ATOS. EL COMPACTO ECONÓMICO

Views: 647

Mientras un grupo de medios latinoamericanos probaban el auto en el lanzamiento regional en Perú, nosotros fuimos el primer medio en manejarlo en Panamá. Se trata del relanzamiento del Atos, que ha crecido en todas sus dimensiones, pero que sigue presentándose como el modelo de entrada a la marca, con un precio ligeramente inferior al del Grand i10.

La tercera generación de este modelo, nos llega de India, por lo que que utiliza la plataforma K1que ofrece un 63 por ciento de aceros de alta o ultra alta resistencia y en la que invirtieron 100 millones de dólares en su desarrollo. Es una plataforma que no solo ofrece mayor rigidez que anteriores plataformas, sino un menor peso, con lo que la marca pretende asegurar una mejor calificación en la pruebas de choque, cuando estas se hagan por la organización independiente NCAP.
El diseño de carrocería es algo conservador, teniendo en cuenta que va dirigido mayormente a un mercado juvenil o de primera compra, pero con mucho detalle moderno, como una linea de ventanas que no es recta y otra que invade la puerta delantera desde el guardafango, que parece un boomerang. Atrás usa la moda actual, de que el techo es más corto que la parte plana del portón y lo que sobresale es la defensa, con lo que el eje trasero puede colocarse más atrás y con eso hacer crecer el interior.

Al ser mucho más largo y ancho que su predecesor, hay más espacio para los ocupantes, donde en el asiento posterior tenemos mayor distancia entre la cabeza y el techo o para las rodillas. Otro detalle a tener en cuenta es que contamos con un acceso más cómodo al interior, por la altura del techo y la forma de las puertas.
En cuanto a espacio de equipaje, contamos con un baúl con una capacidad de 235 litros, muy similar a lo que ofrecen sus principales competidores. Si abatimos el asiento, ganamos algo de espacio, pero el respaldar no queda al ras con el resto del baúl.

El tablero es moderno, pero con el cuadro de instrumentos frente al conductor. Consta de dos semiesferas con el tacómetro y el velocímetro y junto a este un indicador digital con el medidor de gasolina, un indicador de cuanta distancia podemos recorrer y la posición de la palanca de cambios. El equipo de sonido, instalado localmente, va colocado en el centro del tablero e incluye radio AM/FM con MP3.

En cuanto a equipo de conveniencia, tenemos ventanas eléctricas, con los mandos en la consola, junto a la palanca de cambios, cierre central, una toma de 12 voltios, anclajes Isofix para sillas de bebé, viseras con espejo, seguro para niños en las puertas traseras y una bolsa de aire para el conductor.
El motor es el conocido 4 cilindros Epsilon de 1.1 litros y 69 HP.

El Atos estrena una transmisión del tipo AMT, es decir una transmisión manual que no necesita cluch y que puede manejarse con un modo automático. Es un tipo de transmisión que se está usando en autos de muy baja cilindrada, para ofrecer la comodidad de una transmisión automática y la economía de una manual. Al contrario de otros fabricantes que usan algo similar, esta transmisión ha sido desarrollada internamente en Hyundai, específicamente para el Atos, por lo que no adolece de los problemas normalmente asociados a este tipo de transmisión. Para empezar no tiene una posición de Park, pues las transmisiones manuales tampoco la tienen, por lo que hay que arrancarlo en Neutral y para poner Reversa o Drive, hay que primero pisar el freno, sino se queda en neutral. Una vez en Drive, tenemos dos opciones, o la dejamos en modo automático o movemos la palanca hacia el lado y moviendo la palanca hacia adelante subiremos cambios y hacía atrás los bajaremos. Si nos decidimos por el modo automático, los cambios los hace el auto, buscando siempre la mayor eficiencia, por lo que los cambios son lentos y a muy pocas revoluciones, lo que puede hacernos pensar que es un auto muy lento, pero así se ha programado, pues en tráfico nos ayudará a gastar poco.

Este es un auto mayormente de ciudad, con lo que la posición de manejo algo alta se agradece, pues permite una mejor visibilidad. Los ajustes del asiento son manuales y el timón no puede ajustarse, con lo que algunos conductores con sobre peso sentirán que el timón queda muy cerca de sus muslos, pero el resto no echarán en falta el que no tenga ajuste.
A pesar de una suspensión convencional, para un compacto, en Hyundai, han ajustado sus componentes para ofrecer mucho confort, así se puede circular por calles en mal estado, sin ser zarandeado y sin ruidos molestos. Pudimos probarlo sobre varios tipos de superficie y en todas nos agradó su comportamiento, aunque hay que tener en cuenta que tenemos rines 14 y este es un auto pequeño, por lo que los huecos grandes, hay que pasarlos despacito.

El timón es ligero, con lo que a velocidades por encima de los 100 km/h no ofrece mucha confianza, pues cualquier movimiento lo pone a cambiar dirección, pero a velocidades urbanas, es muy predecible.
En general, este nuevo Alto es una mejora considerable contra el anterior e incluso contra el Eon, con lo que se asegura poder disputarle la supremacía al actual líder del segmento.