HYUNDAI ELANTRA

Views: 140

Buen precio, diseño moderno y un baúl de gran tamaño

Hyundai ha decido renovar exteriormente al Elantra para poder presentar una imagen capaz de competir con su principal rival, el Kia Cerato, con quien comparte plataforma y muchos elementos mecánicos. La rivalidad interna entre las dos marcas de Hyundai le pasó factura al Elantra, que se vendió menos que el Cerato y aprovechando la renovación de ese modelo, le hicieron una serie de cambios al Elantra, que ahora este a en mejores condiciones de presentar batalla.
La carrocería es enteramente nueva, aunque la linea latero no ha cambiado mucho, pero el frente y la parte trasera son totalmente nuevas, con esto se ha logrado un auto de aspecto más sofisticado y grande, cuando crece apenas dos centímetros, mejorándose de paso ligeramente el coeficiente aerodinámico.
Adentro los cambios no son muchos, pero han sido hechos con muy buen gusto, a pesar de que se mantiene con mucho plástico duro, pero con una apariencia distinta a la que encontramos en otros autos de la competencia, por lo que hay la sensación de mayor calidad.
El cuadro de instrumentos es nuevo, con un diseño muy tradicional y los dos relojes principales análogos, pero con una decoración interna que parece fibra de carbón. Esa decoración se repite en un par de sitios en el tablero, que tiene un diseño con dos niveles.
El equipo de sonido, salidas del aire acondicionado y sus controles se ubican al centro y bajo ellos tenemos una pequeña bandeja la toma de 12 voltios, una salida auxiliar y una USB. Y ya que hablamos de lugares donde guardar cosas, tenemos una guantera de buen tamaño, un deposito central que sirve también como apoya brazos, bolsillos en las puertas y un baúl, que solo abre desde adentro, con buen espacio y bajo él tenemos las herramientas y una llanta temporal. Una pequeña puerta escondida en el apoyabrazos trasero permite poder llevar objetos largos y delgados.
El espacio interno es muy bueno, con una anchura mayor a la de muchos de sus competidores y unos asientos muy cómodos. Atrás el espacio es adecuado, aunque una parte en plástico en el respaldo de los asientos delanteros, estorbará a las personas de altura.
Por ahora la versión que les mostramos es la única disponible y cuenta con un equipamiento muy básico, con copas en vez de rines, equipo de sonido sin Bluetooth y una sola bolsa de aire, para el conductor. Eso si tenemos dos viseras con espejo, un deposito para lentes en el techo, sistema Isofix para sillas de bebé, cierre central automático, ventanas y espejos eléctricos y timón con ajuste de altura con los controles del equipo de sonido en él.
El motor sigue siendo el conocidísimo 1.6 de doble árbol con CVVT que entrega 125 HP con la misma transmisión del modelo anterior, es decir automática de 6 velocidades, que puede manejarse en modo manual moviendo la palanca. Como opción podemos pedirlo con transmisión manual, también de 6 velocidades.
La suspensión es de corte tradicional, con McPherson adelante y una barra de torsión atrás. Con esto tenemos buen espacio de baúl, como dijimos antes y un confort adecuado para un sedan de este precio y tamaño. El recorrido de los amortiguadores, permite pasar sin problemas por huecos y desniveles, aunque en curva la carrocería se inclina bastante. Eso si tiene buena estabilidad, el agarre es bueno y las llantas nos dejarán oír cuando nos estemos pasando del límite.
La dirección tiene asistencia eléctrica y ofrece buena suavidad con un radio de giro corto, pero a velocidad no hay mucha sensación de lo que hacen las ruedas.
En general es un sedán que cumple con lo que uno espera de un auto de este precio en términos de manejo y confort. Con la sensación de que estamos en un auto fuerte y bien construido, pues no se escuchan ruidos ni se sienten vibraciones sobre nuestras calles y carreteras
Es un auto donde los controles están a la mano, con unas dimensiones externas de auto mediano pero con un baúl de auto grande. En lo que a consumo se refiere, no es ninguna maravilla, pero tampoco lo consideramos gastón, sino un auto promedio. En nuestro recorrido, donde mezclamos, ciudad, carreteras de montaña y autopista obtuvimos un consumo de acuerdo a la computadora del auto de 11 kilómetros por litro o 41.6 kilómetros por galón, lo que lo pone dentro del promedio del segmento.
Dentro de ese segmento el Elantra ofrece una relación precio versus calidad muy buena, una carrocería bonita y una garantía de las mejores en el mercado, sin olvidarnos de la confiabilidad de la marca y la reputación de servicio del distribuidor.