HYUNDAI PALISADE

Views: 746

ELEGANCIA A OTRO NIVEL

Hyundai añade más versiones y nuevo equipamiento, en el primer vehículo destinado al cliente «high end».

Durante la presentación latinoamericana de la Hyundai Palisade a los medios y distribuidores de la región, tuvimos la oportunidad de ver las versiones que están disponibles para América Latina y manejarlas.
Hyundai ha posicionado al Palisade como un auto de lujo. Es un vehículo familiar, el más grande SUV que hace la marca y por tanto tiene tres filas de asientos. La marca entiende que un vehículo familiar no solo debe tener espacio, sino diseño y mucha tecnología.
Con el Palisade entran a competir en un segmento donde antes no participaban y sus mayores competidores deben ser el Ford Explorer y el Honda Pilot. Esto implica no solo competir en tamaño y equipamiento, sino también en precio y de esto están conscientes en Hyundai, que hace años dejaron de ser un fabricante de autos económicos a uno que ofrece calidad y tecnología a un precio razonable, o como a ellos les gusta decir: «el mejor producto al mejor precio».
Por más veces que la veamos, la carrocería llama la atención, no solo por su tamaño, sino por diseño, con una enorme parrilla y las luces montadas en la defensa. Atrás al unir el vidrio trasero con las ventanas laterales mediante una moldura negra, tenemos la impresión de un techo flotante y una enorme área vidriada. En un auto de esta categoría las luces diurnas, direccionales y traseras son a base de LED.

La mayoría de cambios presentados atañen al interior, donde ahora se puede pedir la pantalla de 10.25 pulgadas de alta resolución que incluye navegación y un sistema de cámaras de 360 grados, que incluye una vista aérea. La pantalla estándar sigue siendo de 8 pulgadas y no incluye las cámaras, solo la de reversa.
Nuevos son tres sistemas novedosos, que no hemos visto en ningún otro auto de lujo. Uno es el sistema silencio, que permite apagar las bocinas traseras y dejar solo las delanteras, de esta manera los que van detrás pueden dormir, o conversar y el conductor seguir escuchando música.
Otro sistema es el llamado Driver Talk, y permite que en las tres filas se escuche al mismo nivel lo que habla el conductor. Muchos de los que tienen niños pequeños entenderán lo práctico del sistema.
Por último hay un sistema de seguridad que usa radar para detectar vehículos que se acercan por detrás y avisa con una alarma para que no se abran las puertas. Si tenemos los seguros puestos, tampoco deja destrabarlos hasta que el otro vehículo se ha alejado.
El Palisade incluye también un sistema de aire acondicionado para las filas traseras con difusores en el techo, muy eficaz y en el auto que manejamos calefacción y aire acondicionado en los asientos frontales. Nuevo también es el sun roof de vidrio, que se podrá pedir como opción.
Una de las versiones que manejamos, disponía de head up display, que proyecta la velocidad a la que vamos en el parabrisas.
A la versión que se ha vendido hasta ahora en Panamá, que tiene dos butacas individuales en la segunda fila, se añade la posibilidad de una banca entera dividida en 60/40 con capacidad para sentar a tres personas. También se han añadido más opciones en el diseño del cuero de los asientos, colores y decoración de puertas y tablero.

La gente joven de la familia y aquellos que no pueden vivir desconectados, disponen de conexión con la pantalla central, tanto para sistemas Android como los de Apple, sin necesidad de cables. Adicionalmente hay varias entradas USB, dos de ellas en los laterales de los asientos delanteros para que los que vayan atrás puedan conectar su celular o ponerlo a cargar. Quien vaya adelante tiene un cargador por inducción, es decir solo se pone el celular encima y empieza a cargar.

El Palisade es uno de los SUV con mayor espacio de maletero, incluso con las tres filas de asientos abiertas, donde en la última tenemos más espacio para las piernas que en sus dos competidores directos. Si no queremos usar los asientos de la tercera fila, podemos abatirlos eléctricamente mediante unos botones en la parte de atrás y lo mismo se puede hacer con los de la segunda fila. De esa manera tenemos un gigantesco espacio de carga.
En cuanto a motores, inicialmente solo había el V6 de gasolina y 3.5 litros, ahora hay una versión diesel con el motor turbo de 2.2 litros y como opción se podrá pedir el nuevo V6 de 3.8 litros y 291 HP, 23 HP más que la versión que probamos en Panamá. Este motor ofrece también mayor torque, lo que permite mejores aceleraciones, sin embargo, aumenta el costo final del auto. Para las condiciones de carretera y topografía de Panamá, no creo que sea la mejor opción, pues con el motor de 3.5 litros y 268 HP, hay de sobra.
En todos los casos la transmisión es automática de 8 velocidades, que se maneja no con una palanca sino con botones, pues todas las conexiones son eléctricas. Por ahora no hay versión 4×2, sino que todas son 4×4, con el selector H Track con modo de manejo para arena, lodo y nieve. Con el mismo selector giratorio, podemos escoger entre 4 modos de manejo. Pudimos probarlo brevemente sobre arena y el diferencial central cumple a cabalidad su función.
Punta Cana tiene poco tráfico, pero aun así pudimos probar una función llamada Auto Hold, ideal en nuestros tranques. Con el botón conectado solo hay que pisar el freno y el auto quedará con estos activados hasta que toquemos el acelerador, por lo que no hay que mantener el pie en el freno mientras estamos detenidos.
El Palisade representará un pequeño porcentaje en las ventas de Hyundai y la marca está consciente de ello, pero están tratando de entrar al segmento de lujo y tocar a un cliente que no tenía considerado un auto de Hyundai. Aquellos que se atrevan a hacerlo no se sentirán decepcionados en nada, pues en tecnología, seguridad y manejo no tiene nada que envidiarle a los dos competidores que apunta e incluso nos atrevemos a decir que con algunos considerados premium.