RENAULT OROCH: TRABAJO, AVENTURA Y DIVERSIÓN

Views: 462

Renault empieza en Panamá una nueva etapa, con un distribuidor de peso como es Petroautos y con una nueva oferta de modelos, que incluye por primera vez un pick up.

El Oroch es un producto diseñado y fabricado en Brasil, donde hay una gran demanda por pick up de menos de una tonelada, por lo económico y por un tamaño mucho más adecuado la las ciudades que los habituales pick up.

Exteriormente se parece mucho al SUV de la marca, el Duster con el que comparte plataforma y muchos elementos mecánicos, aunque para poder tener una buena capacidad de carga en el vagón, la plataforma se ha alargado entre los ejes con lo que el largo total del Oroch es de 4.70 metros. Para convertir un SUV en un pick up, Renault reforzó la estructura interna y creó una carrocería a partir del poste central, adicionalmente se reforzó la suspensión trasera y se dotó de una nueva relaciono a la transmisión. En fin, que prácticamente crearon un vehículo nuevo, que la marca define como Sport Utility Pick Up, marcando el enfoque tanto al uso recreativo como al de trabajo.

La versión que manejamos, o Dynamique, contaba con luces de neblina barras en el techo, protección en los estribos laterales y unos hermosos rines.

El vagón tiene capacidad para 683 litros o 650 kilos, tiene todo el vagón interno protegido con un forro completo en plástico resistente a golpes e incluso protectores para los bordes externos superiores, así tampoco hay peligro de rayar la carrocería cuando ponemos algo pesado en el interior sin abrir el portón trasero.

Si bien es cierto, que no es el único pick up de este tamaño en nuestro mercado, la competencia solo lo tiene en versiones de dos puertas, con lo que el Oroch ofrece una ventaja en cuanto a comodidad y practicidad sobre ellos, lo que abre la puerta a un nuevo segmento, que ya fuera de nuestras fronteras ha sido copiado.

El habitáculo cuenta con un diseño moderno, aunque sencillo y dominado por plástico. Los asientos ofrecen un tapizado moderno y buen confort ya que sujetan bien. Atrás hay buen espacio, no tanto como en los pick up a los que está acostumbrado el mercado, pero para ocupantes con menos de 1.80 metros de estatura, no tocarán con el techo ni con el asiento frontal, a no ser que este esté completamente hacia atrás.

Frente al conductor tenemos un cuadro de instrumentos, con tres relojes. El central con el velocímetro domina nuestra visión y en su interior tenemos varios testigos luminosos de posibles fallas o de accesorios como las luces conectadas. A la izquierda tenemos el tacómetro, con otros testigos luminosos y a la derecha uno digital con información variada y la cantidad de gasolina de la que disponemos.

En el centro del tablero y con un marco negro brillante tenemos dos grandes salidas del aire acondicionado, un pequeño deposito y una pantalla digital con el equipo de sonido. Más abajo los controles del aire acondicionado, que son del tipo manual con perillas giratorias. Como es habitual en Renault, no tenemos controles para el equipo de sonido o el Bluetooth en el timón, sino en un pequeño pedestal tras él.

La versión que manejamos disponía de un motor de 2.0 litros de gasolina, que ofrece 143 HP, con lo que se tiene una velocidad máxima de 178 km/h. La transmisión manual de 6 velocidades, ofrece una primera corta, con lo que se da prioridad a tener salida con el vehículo cargado. Ya una vez rodando el motor mueve sin esfuerzo al auto y en sexta solo utilizaremos 3,000 rpm, para rodar a 120 km/h, con lo que el motor consume poco y no se escucha en el habitáculo. Si queremos economizar aun más tenemos la opción de apretar un botón y conectar el modo ECO, donde el acelerador necesita más recorrido para aumentar su velocidad.

Como la suspensión deriva de la de un SUV, su manejo es más cómodo que en un pick up convencional y descargado no tiene esa tendencia a saltar mucho con las imperfecciones de la calle. En curvas y a velocidad, la carrocería se inclina poco con lo que hay una buena sensación de control y no se siente como que manejamos un pick up. Nos sorprendió el recorrido de la amortiguación, que permite pasar por huecos y desniveles con buen confort, lo que le permite también usarlo en caminos de tierra, donde además cuenta con una buena altura al piso y ángulos de entrada y salida, que permiten aventurarse fuera del camino, aunque con la limitante de que solo tenemos tracción delantera.

Al hablar de seguridad Renault es una de esas marcas que siempre aparecen en los primeros lugares, aunque al tratarse de una versión económica solo ofrece dos bolsas de aire frontales, con frenos con ABS, asistencia de frenado y repartidor electrónico de frenada, cinturones con ajuste de altura y cierre central que se acciona a partir de los 10 km/h.  Adicionalmente han pensado en que estacionarse con un pick up no es fácil y por eso tenemos sensores de retroceso.

El Renault Oroch, combina el manejo y el espacio interior de un SUV con la capacidad de carga de un pick up, en un paquete exterior que no se ve como un pick up convencional. Sí no tiene la capacidad de los pick up que más se venden en nuestro mercado, lo que abre la puerta a un nuevo tipo de clientela, que también apreciarán que haya que desembolsar menos de 20,000 dólares para tener uno.