HYUNDAI VENUE, SEXY Y FUNCIONAL

Views: 614

Una adición a la gama de SUV de Hyundai, que desplaza al Creta como la opción más económica en nuestro mercado.

El mercado de sedanes está en receso mientras que los SUV van en aumento y cuando podíamos pensar que la mayoría de las marcas tenían una gama completa, de estos últimos, cubriendo todos los precios y tamaños, aparece alguien como Hyundai a demostrar que hay campo para más. Su modelo más reciente en Panamá es el Venue, un SUV compacto con un tamaño inferior al Creta,  pues ese mide 4.28 de largo contra 4.04 del Venue. El ancho es el mismo y es también un poco más bajo.

Como con el Venue buscan un cliente más joven y menos conservador que el del Creta, el diseño exterior es también mas atrevido, con ciertos rasgos del Santa Fe, como poner las luces normales en la defensa y las direccionales más arriba.

El motor es el mismo del Creta, un 1.6 litros con 123 HP y un torque de 151 Nm, unido a una transmisión automática IVT que en modo manual imita 6 velocidades y que mueve las ruedas frontales. Las versiones más económicas disponen también de transmisión manual.

El interior es también más elaborado que en el Creta y al tener un estilo minimalista se ve más moderno. El tablero está dominado por una pantalla vertical de 8 pulgadas, flanqueada por dos salidas para el aire acondicionado. La pantalla funciona en modo táctil, incluye lector de MP3 y Bluetooth. El equipo es compatible tanto con celulares de Apple como Android e incluso tenemos comandos de voz.

 

Aunque se trata de un vehículo económico, con materiales plásticos para el tablero y revestimiento de puertas, estas tienen diferentes texturas, con lo que hay la sensación de estar en un auto de más categoría, adicionalmente la calidad de las holguras es muy buena y todo se siente bien ensamblado.

Frente al conductor tenemos un cuadro de instrumentos bastante tradicional, con las típicas dos esferas y un centro de información al medio.

Aunque se trata de un auto pequeño el espacio interior es sorprendentemente grande y atrás tenemos mucho espacio para piernas y cabeza, con lo que tres adultos podrán sentarse sin pelearse por ir adelante.

Este tipo de vehículos se venden no solo como auto urbano, sino un que sirve para aquellos con un estilo de vida activo, es decir el que viaja con sus amigos o familia. El Venue tiene un maletero con capacidad de 350 litros y dos niveles para la bandeja e incluso se puede colocar la parte que protege del sol en un lugar para tener mayor espacio. Y con esto supera a todos sus rivales de segmento.

A la hora de manejarlo, la visibilidad es uno de sus puntos fuertes, lo que permite maniobrar bien e incluso es una ventaja a la hora de estacionarse.

Para la suspensión tenemos algo tan convencional como una barra de torsión trasera y McPherson adelante. En nuestro recorrido de prueba, pasamos por todo tipo de caminos, algunos en bastante mal estado y en todos el confort de marcha es bueno ya que la suspensión es suave. Sin embargo, esto es una desventaja al manejarlo a velocidad, pues permite que la carrocería se mueva y se incline. Pero en términos generales y comparado con el Creta, nos gustó más el manejo del Venue. Incluso el auto se siente más solido cuando se marcha sobre caminos de tierra, que con el Creta. Como tiene buena altura al suelo, nos podemos permitir ciertas libertades como cruzar charcos o circular en plan todo terreno, siempre que no haya grandes desniveles y el piso sea solido.

En frenos también tenemos lo convencional en este tipo de autos, discos delanteros y tambores traseros, con ABS. Sin embargo, son de lo mejor en su segmento en cuanto a distancia de frenado y a modulación.

Al ser el auto de entrada a la marca, lo que se busca aquí no es solo tamaño, sino precio y con un precio contenido no esperen mucho en términos de seguridad, aunque el Venue trae dos bolsas de aire frontales, lo que ya supone una mejora. Tenemos también anclajes Isofix y cámara de retroceso con lineas de guía.

Podrá ser por precio un auto económico, pero su manejo no se siente como tal, pues a la sensación de solidez se añade que es muy silencioso, sobre todo a velocidades de ciudad e incluso de carretera, pues a 100 km/h el motor gira a 2,500 rpm y no se escucha. Si pisamos fondo y pasamos de las 3,500 rpm, el motor empieza a escucharse pero sin ser ruidoso o molesto.

El precio. Esto es lo que hace que un auto económico se venda o no. Definitivamente está más barato que el Creta, con una versión de entrada por 18,200 dólares  ya con ITBM o 20,800 para el modelo más equipado. No es el más barato del segmento, pues algunos de sus competidores directos están un poco por debajo de esto, pero por marca no llegan a la aceptación que tiene Hyundai en nuestro mercado. En otros casos, la calidad no es tan buena, o el manejo no es tan agradable como el del Venue.