MG SZ, BUENA RELACIÓN COSTO VALOR

Views: 193

Cuando el grupo chino SAIC compró la marca MG y se llevó su producción a China, muchos pensaron que la marca desaparecería, pero ha sido todo lo contrario, con la modernización de sus productos y la ampliación constante de su gama de productos. El producto que hoy les presentamos es uno más en el segmento de mayor crecimiento en el mundo el de los SUV compactos, donde la competencia es muy fuerte tanto en precios como en equipamiento.


Olvídense de que los autos chinos son copias de otros. Eso fue en los inicios de la industria automotriz china, que al igual que hicieron japoneses y coreanos, en su momento, empezaron imitando para convertirse después en líderes a los que copiar. En la actualidad disponen de centros de diseño por todo el mundo, que producen diseños originales y de equipos de ingenieros, contratados de todas partes del planeta, para fabricar motores, chasis y componentes propios, aunque como el resto de fabricantes eligen equipo de marcas reconocidas para componentes como transmisiones, diferenciales, amortiguadores y toda esa gama de productos que suplen los especialistas a las más importantes marcas del mundo.
Dos versiones se importan a Panamá de ZS y la que tenemos entre manos es la más equipada, aunque la otra versión es básicamente la misma, pero sin sunroof, cámara de retroceso y dos en vez de 6 bolsas de aire.

Exteriormente, tiene un diseño moderno, muy actual, con una gran parrilla frontal enmarcada en cromo y luces diurnas en LED. Lateralmente tiene una línea de ventanas ascendente con un discreto marco cromado, mientras atrás que la línea de cintura es bastante marcada. Atrás el logo MG destaca sobre un portón muy limpio. El logo no solo es decorativo sino funcional, pues moviéndolo accedemos al área de baúl, de buena capacidad y profundidad, lo que permite que podamos poner la bandeja a dos distintos niveles. Con los asientos abiertos la capacidad es de 440 litros, lo que está dentro de lo ofrece la competencia.
En este segmento lo último que quiere el comprador es un vehículo de altas prestaciones, por lo que muchos optan por motores de baja cilindrada, como es el caso de MG que utiliza un motor de 1.5 litros que entrega 112 HP y un torque de 150 Nm, por lo que tanto en potencia como en par, está dentro de lo que ofrece la competencia. Donde si se queda un poco corto en en la transmisión que es automática de 4 velocidades, aunque como contraparte podemos decir que usan una Aisin japonesa de comprobada fiabilidad.


El habitáculo es muy espacioso tratándose de un vehículo compacto, pues atrás se pueden sentar tres adultos sin que toquen con el techo o el asiento delantero, aunque el puesto central obliga a llevar las piernas abiertas, pues hay un túnel central algo alto. Frente al conductor tenemos un cuadro de instrumentos convencional, con dos esferas y una pantallita central con información variada que podemos cambiar desde el timón. Desde este también podremos manejar el equipo de sonido y el Bluetooth.
Una pantalla central táctil de 8 pulgadas, contiene la cámara de reversa, el equipo de sonido y una serie de funciones de ajustes del auto. La pantalla tiene Apple CarPlay por lo que solo es compatible con celulares de Apple. Los Android, solo podrán conectarse al Bluetooth. Tenemos también dos entradas USB y un conector de 12 voltios.


El tema percepción de calidad ha sido importante en este modelo, especialmente en el interior donde la parte superior del tablero es de un material acolchado, que también encontramos en los agarraderos de las puertas. La parte baja del tablero y la tapicería de las puertas, es de plástico duro, pero con un acabado que parece suave. Mientras el timón va forrado en cuero, los asientos son de un material sintético que imita muy bien al cuero, por lo que hay esa percepción de auto de categoría.
La ergonomía está bien cuidada, aunque hay un par de detalles que podrían mejorarse. Uno es el control de los espejos colocado donde muchos ponen el control de luces y el otro es el cruise control, con los mandos en una palanca junto al timón.


El estigma de poca seguridad de los autos chinos, es cosa del pasado, pues este MG cuenta con 6 bolsas de aire, anclajes Isofix, sensores de estacionamiento, aviso de cinturón desabrochado, frenos de disco en todas las ruedas, con ABS, EBD y Brake Assist, control electrónico de estabilidad e inmobilizador. En seguridad activa tenemos que ANCAP lo evaluó con cuatro estrellas.
Hicimos un recorrido con él, que incluyó mucho uso citadino, un recorrido por autopista e incluso un corto recorrido sobre tierra. En los tres ambientes se comporta bien, pero es en ciudad donde más se siente a gusto, tanto por su tamaño y buena visibilidad, como por su agilidad para moverse entre el tráfico. Una función en la pantalla permite tener tres niveles de dureza en el timón, con una suave para uso urbano, una normal y una dinámica algo más dura. Esta última es ideal para recorridos a velocidad, pues ofrece mayor sensación de control.


En autopista se puede fácilmente superar la velocidad legal, pero después de un rato de ir a 110 km/h notamos que el motor es algo ruidoso, porque gira por encima de las 2,300 rpm, lo que se evitaría si la transmisión tuviera uno o dos cambios más. Con el modo manual, moviendo la palanca hacia un lado, esto se nota aun más pues permite que el motor suba de revoluciones hasta donde nosotros decidamos, lo que es útil pues el torque máximo lo tenemos a 4,500 rpm, lo que permite hacer adelantamientos con más seguridad y subir lomas a buen ritmo.


La suspensión es cómoda y bastante suave, aunque deja filtrar algo de ruido, pero permite una buena sensación al volante y un comportamiento muy neutral, con un buen agarre en curvas. Gracias a su suavidad y a buena altura al piso, lo podremos usar en caminos de tierra, aunque no estén en buenas condiciones.
El ZS es un auto de diseño contemporáneo, agradable de manejar, con un interior espacioso, de buena calidad y buen equipamiento que supera a muchos en ese rango de precio.