PROBAMOS EL NUEVO AUDI A7

Views: 197

Como un modelo completamente nuevo, llega la segunda generación del A7 a Panamá. Partiendo de una nueva plataforma, se ha creado una carrocería de líneas fuertes y elegantes, donde al frente tenemos una gran parrilla, como es tradicional en los Audi actuales y luces muy delgadas a base de LED. Atrás las lámparas también de LED ocupan todo el ancho del vehículo.

El interior es igualmente muy moderno, con un tablero muy esculpido, varias pantallas digitales y materiales lujosos (madera, aluminio, cuero y alcantara). Tres pantallas sustituyen a la gran cantidad de botones que tenía el modelo anterior, una de ellas muestra la instrumentación, que puede variarse mediante un botón en el timón. Una segunda pantalla está en el centro del tablero y en ella tenemos el equipo de música, el navegador, las cámaras y el teléfono. La conexión con este es muy rápida y toma segundos emparejarlo con el auto. La tercera pantalla va en la consola y desde ella se manejan una serie de elementos del auto. El mando MMI desaparece, pues ahora su puede escribir sobre la pantalla con el dedo. El reconocimiento del texto es muy bueno, mucho mejor de lo que habíamos vista hasta ahora. Las pantallas a pesar de ser táctiles, no funcionan como otras o una tablet. En este es necesaria la presión del dedo, como su hubiera un botón, eso evita que se active algo al tocarlo accidentalmente.

Debido a su tamaño, hay suficiente espacio para cuatro adultos, con la posibilidad de un quinto, siempre y cuando no vaya a pasar mucho tiempo en el auto, pues la parte central del asiento trasero es muy dura, pues allí va un apoyabrazos y también se puede abatir completamente para llevar objetos largos en el baúl.

Este es un auto bajo, por lo que entrar y salir del auto, requiere de algo de esfuerzo físico. Una vez en el interior tenemos mucho espacio adelante, con asientos muy cómodos y controles eléctricos.

Atrás hay buen espacio para piernas y algo justo para la cabeza, si mide más de 1.80. Los que se sienten aquí dispondrán de salidas de aire acondicionado y tomas de USB y 12 voltios.

El maletero tiene mucha capacidad, la fábrica reporta 535 litros, con lo que supera a sus principales rivales de segmento. Como era de esperar, el accionamiento del portón es eléctrico.

Bajo la bandeja tenemos una llanta de repuesto temporal y se aprovecha el espacio interior para un sub woofer.

Como es de suponer en un auto de esta categoría disponemos de mucho equipo de conveniencia, más toda una serie de elementos de seguridad y asistencia al conductor, entre ellas el de mantenimiento de carril y 5 modos de manejo, que se controlan desde la pantalla central. Dependiendo del modo el auto ajusta ciertos paramentos y tiene un comportamiento distinto, bien diferenciado entre uno y otro. A mi en lo personal me gustó mucho el modo dinámico y el confort.

Audi está en un plan de electrificar a la mayoría de sus vehículos y ha empezado a instalar en todos sus modelos actualizados un sistema de 48 voltios que funciona como motor de arranque y generador y va conectado directamente al cigüeñal del motor, mediante una correa. Una pequeña batería permite acumular energía y desconectar el motor de combustión en algunos momentos, para bajar las emisiones de gases y el consumo. El sistema es tan bueno, que nunca notarán que apagó el motor sino es mirando el cuentavueltas. El sistema también detiene el motor si siente que vamos frenando y bajamos de 20 km/h y lo vuelve a arrancar si el auto frente al nuestro arranca, aun sin nosotros soltar el freno.

El motor es el V6 de tres litros, turbo, intercooler con 340 HP, unido a una transmisión automática S-Tronic de 7 velocidades. Esta combinación produce aceleraciones fulgurantes y un 0-100 km/h de 5.3 segundos, con lo que moverse en carretera o el tráfico urbano es un verdadero placer

Este es un auto hecho para los que nos gusta manejar, muy cómodo, con una plataforma que responde inmediatamente a nuestros deseos y con excelentes frenos. El sistema de tracción quattro ayuda a que en carreteras de montaña tengamos un extra en agarre y seguridad, que también se agradece cuando llueve.

Es a pesar de sus prestaciones, un auto muy silencioso, pues apenas se escuchan ruidos y el motor es practicante imperceptible. Esto se debe a una buena insonorización y a una aerodinámica muy bien cuidada, con un spoiler trasero que se abre por si solo a 120 km/h de velocidad y vuelve a bajar cuando ya no es necesario.

La suspensión absorbe bien las imperfecciones del camino y tiene un confort de marcha superior a sus competidores, pues ni es tan duro como algunos ni la carrocería se inclina en curvas, como en otros. La dirección tiene un tacto ideal, con mucha precisión que deja saber que pasa en las ruedas.

En general se siente como un auto más pequeño, por su agilidad y tampoco se nota pesado.

El Audi A7 Sportback es la definición de auto de alta gama, con una presencia impresionante que atrae miradas, con un desempeño dinámico excepcional y el equipamiento necesario para estar siempre conectado de forma segura y confortable.