SUBARU XV. MÁS TECNOLOGÍA Y SEGURIDAD, CON UNA LEVE ACTUALIZACIÓN EXTERIOR.

Views: 65

Subaru está renovando toda su gama de productos y la última de esas actualizaciones la ha hecho en el XV, que en nuestro mercado se venderá en tres niveles de equipamiento: Adventure, que tiene el motor de 1.6 litros, y con el motor de 2.0 litros tendremos la Premium y la Limited, esta última con el sistema de seguridad Eye Sight de Subaru.
Probaremos hoy la versión Premium, que ofrece un nivel intermedio de equipamiento.
Externamente tiene una serie de cambios con el modelo anterior como la parrilla, completamente negra, aunque la versión Limited, la más equipada tiene una parte cromada. Nuevo también es el diseño de los rines, que en este auto son de 17 pulgadas, pero en la versión Limited son de 18 y con otro diseño. Entre las cosas nuevas del XV 2021 están los retrovisores, que ahora incorporan la direccional que puede verse desde el puesto del conductor y que son retráctiles, así como también la forma de los protectores inferiores de defensa y guardafangos.

El interior ofrece espacio para cinco adultos, en un ambiente moderno y con mayor calidad percibida que en el anterior modelo. En el centro del tablero tenemos dos pantallas, la superior ofrece información básica que se puede cambiar mediante un botón en el timón y bajo esa una de 6.5 pulgadas compatible tanto con sistemas Apple como Android, que incluye el equipo de sonido (que ofrece lector de CD), Bluetooth, cámara de retroceso y una serie de aplicaciones relativas al mismo auto. Frente al conductor una instrumentación convencional con información adicional al centro.
La versión premium, cuenta con arranque por botón, freno de mano eléctrico, freno con auto hold, varias conexiones USB y de 12 voltios, y tapicería en tela bicolor, con costuras expuestas en un color contrastante.
Sentados en la parte trasera, encontramos mucho espacio a disposición tanto para la cabeza como para las piernas. La postura, al igual que adelante es alta, con lo que tenemos la sensación que ofrece un SUV de mayor tamaño. Notamos a faltar conectores USB o auxiliares en la parte trasera, algo que ya parece ser de norma en la competencia.

En la parte motriz se mantiene el motor de 4 cilindros opuestos y 2.0 litros, que ofrece 156 HP y 196 Nm, unido a una transmisión automática CVT que imita 7 velocidades, con mandos en el timón para un uso manual, algo poco común en su segmento.
Es una combinación mecánica muy eficiente y confiable, que ofrece mucha suavidad de marcha. A bajas revoluciones se siente algo lento, pero es solo esa sensación de suavidad que ofrece la transmisión. Cuando dejamos la percepción y nos vamos al cronometro, hace el 0-100 en 10.4 segundos, con lo que está en el mismo rango que sus competidores.
Tenemos dos modos de manejo, que se controlan desde el timón, uno el inteligente es el que selecciona el auto cada vez que lo arrancamos, y ofrece tanto suavidad como bajo consumo. Por otra parte el Sport ofrece mejor aceleración y reacciones más rápidas.

El tener suspensión independiente en las 4 ruedas, permite buena estabilidad y un confort de marcha bueno. Atrás tenemos doble brazo oscilante, lo que ofrece buen control en carretera, poca inclinación de carrocería y un recorrido largo, para cuando vamos fuera del asfalto. Una desventaja de este sistema es que ocupa más espacio que un sistema a base de barras de torsión y si a esto sumamos que el XV ofrece una llanta de repuesto del mismo tamaño del resto, tenemos un baúl con poco espacio de carga , pues la bandeja del piso está al ras con la defensa.

Aunque hay muchos SUV de ese tamaño y cilindrada, no todos ofrecen una versión 4×4. En el caso de Subaru, todos sus modelos utilizan la tracción total simétrica, lo que permite una mejor tracción cuando llueve y la posibilidad de usarlo en caminos de tierra. El sistema viene combinado con un embrague de transferencia multidisco, con lo que la tracción se ajusta entre los ejes en tiempo real, permitiendo un sistema completamente automático de reparto de fuerza en cada rueda, lo que lo hace muy capaz fuera de carretera.
A simple vista, no parece el auto apropiado para ir de aventura, pero con 22 centímetros de altura al piso, hay más distancia que en cualquiera de sus competidores. Adicionalmente tenemos a través del botón X Mode, la posibilidad de que el vehículo se ajuste al tipo de terreno. Tambien tenemos un asistente de arranque en pendiente y un control de descenso, que frena por si solo para mantener la velocidad constante.

En cuanto a seguridad, desde la versión más sencilla el XV ofrece 7 bolsas de aire. Tiene además frenos de disco en las 4 ruedas, con ABS, EBD y Brake Assit. La versión Limited, incluye el sistema Eye Sight, que antes solo se ofrecía en el Forester. Ese sistema incluye detección de tráfico trasero, aviso de punto ciego, de cambio de carril y frenado de emergencia automático. Incluye también, un recordatorio para que verifiquemos que no hay nadie en el asiento trasero al bajarnos.
En Subaru, tienen el lema Confidence in Motion, y eso se nota en el XV, con un vehículo que ofrece confianza, sobre todo y en todo momento. Es una lástima que en la mayoría de mercados Subaru no esté en el top of mind del consumidor promedio, pues es un vehículo que ofrece confort, seguridad, espacio, una mecánica muy eficiente y duradera, buen equipamiento de conveniencia, y un manejo muy agradable y seguro.