ANTIGUOS SE LUCIERON EN ALBROOK

Views: 186

45 autos antiguos se expusieron durante un fin de semana, para beneficio de los visitantes del centro comercial Albrook Mall.

No es la primera vez, que Antiguos y Deportivos de Panamá, se une con Albrook Mall para presentar una muestra de los mejores autos de colección de Panamá en las instalaciones del Centro Comercial.

Esta tradición que se inició en 2015, permite que los visitantes del centro comercial aprecien en forma gratuita, algunos de los mejores autos antiguos que hay en el país, mientras ambas entidades colaboran con el Hospital del Niño y este año con Abou Saad Shriners, quienes llevaron cuatro de sus autos, incluyendo un camión de bomberos.

45 vehículos de 1930 a 1998, se exhibieron en el pasillo de la Orca, que normalmente tiene muy poca afluencia de publico, pero que para ese fin de semana, se llenó, debido al atractivo que representa ver estos autos, que rara vez se ven en publico y en esas cantidades.
ADEPA que es quien pone los vehículos, decidió este año cambiar un poco su formato y en vez de circular una invitación entre sus miembros, decidió cursar invitaciones a los propietarios de ciertos vehículos, que a juicio de la directiva eran o los en mejor estado o que nunca se habían exhibido en anteriores ediciones, con lo que la muestra resultó muy variada y de alta calidad.

Cuatro de los vehículos invitados se encontraban en restauración, con lo que debieron apurarse para terminar a tiempo, cosa que todos lograron, aunque dos de ellos terminaron el mismo viernes, poco antes de entrar los autos al centro comercial.

La principal atracción era un Cadillac laSalle de 1930, que perteneció originalmente a un presidente de Panamá, uno de los pocos autos considerados clásicos por FIVA. Sin embargo, dos autos fueron los que más atrajeron a los visitantes: un Citroen 2CV de 1974 y un DeLorean igual al de la película “Back to the future”. Ambos se estrenaban en una exhibición, pues el DeLorean no es el mismo que se presentó en ese mismo lugar en 2016.

Esta exhibición permitió que un gran número de personas pudiera ver autos inéditos y remontarse al pasado. Unos con recuerdos para algunos y de conocimiento para otros. En todos los casos, un evento que tiene un aporte social, pues tanto ADEPA como la administración de Albrook Mall contribuyen con una donación importante para el Hospital del Niño.