AUDI Q8: LA OCTAVA MARAVILLA

Views: 406

Recorrimos 300 kilómetros en el techo del mundo (San Pedro de Atacama, Chile), para comprobar que este es el mejor SUV que ha hecho Audi hasta ahora.

Dynamic photo,
Colour: Dragon orange

Audi decidió presentar su más nuevo SUV en uno de los ambientes más inhóspitos del planeta, el desierto de Atacama, el más árido del mundo que además está ubicado a una altura considerable, rodeado por Los Andes. La prueba que nos han propuesto recorrerá unos 300 kilómetros, en su gran mayoría por caminos de tierra, con temperaturas que variarán entre los 0 centígrados y los 30, en cuestión de minutos, y alcanzaremos una altura máxima de 4,250 metros sobre el nivel del mar.

El Q8 está destinado a ser el SUV mas deportivo de la marca de los 4 aros. Utiliza la misma plataforma del Q7, pero es un poco más corto y bajo que este. Exteriormente podemos ver el cambio en el diseño que está tomando Audi, con detalles como la nueva parrilla octogonal, cuyo marco igual puede venir en gris, negro o en el color del auto. Otro detalle curioso es que las ventanas no tienen marco metálico.Para dar esa sensación de mayor dinamismo, el poste trasero es más inclinado que en el Q7 y la linea de ventanas más alta, con lo que hay la impresión visual de que es más bajo. Las luces frontales son de LED de serie y de matriz de LED como opción, mientras atrás hay un nuevo diseño, que une ambas lámparas con una tira de LED. Otro punto a observar es que a pesar de que parece haber dos grandes salidas de escape, estas son decorativas, pues el tubo de escape real va escondido.

El interior es extremadamente moderno, con tres pantallas digitales, una frente al conductor de 12.3 pulgadas y que incluye el virtual cockpit, que podemos configurar en diferentes modos, de acuerdo a nuestras necesidades. Otra pantalla de 10.4 pulgadas está en el centro del tablero, desde donde se controlan todo el sistema de info entretenimiento y algunos ajustes del auto. Por ultimo hay otra en la consola de 8.6 pulgadas para controlar todo el sistema de calefacción y aire acondicionado. Las dos últimas pantallas tienen tecnología áptica, es decir que hay la sensación de tocar un botón e incluso un sonido particular, cada vez que tocamos alguna función. El acabado de las pantallas y lo que los rodea es negro brillante, con lo que en ciertos momentos actúa como un espejo que dificulta su lectura e incluso puede reflejar la luz solar hacia nuestros ojos.
La tapicería es en cuero y como en otros modelos de Audi, hay variedad de diseños y colores a escoger. El tablero también va forrado en cuero y los postes y el techo en nuestro auto eran de Alcantara.
El espacio interior es muy bueno, pues el asiento trasero es corredizo y el respaldar ajustable, con ello hay que ser muy alto como para tocar con las rodillas o con la cabeza. Adelante, como es habitual en Audi, no hay queja posible, con una ergonomía muy cuidada y una posición de manejo óptima.

Cockpit

Interior

El espacio de baúl también es bueno, e incluso mejor que el de sus competidores directos y cuenta con un separador desmontable, que se mueve mediante unos rieles en el piso.
Iniciamos el recorrido desde uno de los pequeños hoteles de San Pedro de Atacama. Podíamos escoger cualquiera de los dos motores disponibles, uno diesel de 286 HP o el V6 de gasolina 55TFSI, de 3.0 litros y 340 HP. Ambos motores usan un sistema semi híbrido, con una batería de ion litio en la parte trasera que mueve el motor de arranque y el alternador, pero que además permite ir a velocidades constantes con un sistema tipo a vela, donde el motor se desconecta para ahorrar combustible y todo lo demás sigue funcionando. La transmisión es automática con mandos desde el timón para un uso manual.

Interior

El Audi Drive Select, tiene en el Q8 7 programas diferentes, incluyendo uno off road, para situaciones más drásticas que las que recorrimos en Chile y uno deportivo o Dynamic más uno con ajustes individuales, que el conductor debe ajustar.

El Q8 es el SUV de la marca con los ejes más anchos y el centro de gravedad más bajo, lo que le confiere un manejo mucho más deportivo. Si a esto le sumamos que como opción puede tener dirección en el eje trasero, tenemos un auto que dobla como pocos y que confiere un alto nivel de seguridad sobre cualquier tipo de superficie. Dispone de tres tipos de suspensión, una normal con amortiguadores convencionales y dos con amortiguadores con bolsa de aire, la neumática Confort y la neumática Sport, donde esta última tiene unos ajustes más duros. La unidad que probamos llevaba la Confort, que sobre el tipo de caminos que recorrimos, creemos era la más apropiada, pues permite subir la carrocería a varios niveles.

Recorrimos carreteras con un asfalto casi perfecto y tramos con caminos de tierra y la sensación es siempre la de mucho control. En carretera, a alta velocidad, la sensación es de total control y sobre tierra el agarre es sorprendente y no solo se debe a la tracción quattro sino también a la dirección trasera.

Quedamos muy impresionados de la calidad de manejo del Q8, pues podemos tener el confort de Lexus y un dinamismo mejor que el de un BMW, con solo tocar un botón virtual. La combinación de la suspensión con la nueva dirección progresiva, es una maravilla, ofreciendo la sensación de manejar un auto mucho más ligero y pequeño, por la agilidad que tiene, algo que su más directo rival, no alcanza a ofrecer.
Como es habitual, cuando el Q8 llegue a Panamá a fines de este año, podrá saberse exactamente su precio y los sistemas de seguridad o equipamiento disponibles, que son muchos. De momento Audi anuncia que será un poco más caro que el Q7, pues el nivel de equipamiento desde la versión más básica es mayor. Consideramos que también las sensaciones al volante, son de un auto mucho más dinámico.

Interior