DUCATI DIAVEL 1260

Views: 203

Urbana, con buen balance, excelente tecnología y mucha personalidad.

De todas las motos de la gama Ducati, la Diavel sobresale gracias a un diseño muy original que mezcla lo streetfighter con lo custom, con un estilo contemporáneo. Esta moto ha sido sometida a un remozamiento completo, donde se destaca la incorporación del motor Testastretta con distribución variable, de 1,262 cc con 159 HP y un torque de 129 Nm.
Para poder colocar ese motor, el chasis ha sufrido una serie de cambios, manteniendo la posición de manejo y el asiento bajo, pero cambiando la horquilla delantera por una totalmente ajustable, que soporta la lámpara frontal, que ahora es más compacta. Atrás tenemos un subchasis de aluminio con un amortiguador horizontal y una rueda de 240 milímetros de ancho
El deposito de gasolina es más estrecho, pues el radiador se ha mudado al frente y con esto las rodillas pueden juntarse más y tener mayor estabilidad a baja velocidad o en curvas cerradas. A este cambio se suma un asiento más ancho, con lo que hay un mayor confort a lo que contribuye una posición de manejo relajada, que permite cargar el peso hacia adelante.

Los frenos son firmados por Brembo. Tiene dos discos con pinza monobolque radial de cuatro pistones adelante y atrás un disco de 265 milímetros con una pinza de dos pistones. Como es habitual en este tipo de motos, el ABS es de serie y de última generación.
Gracias a la electrónica disponemos de control de tracción, anti wheelie, control de salida y tres modos de manejo, el Urban con una entrega de potencia suave, ideal para la ciudad, la Touring y la Sport.
A la hora de manejarla es una moto noble, sin reacciones extrañas, incluso en el modo Sport. Es una moto más suave de lo que imaginábamos y el quickshift al ser muy sensible al tacto, permite hacer las transiciones y los cambios, tanto en ascenso como en descenso en forma segura, sin brusquedades.
Con un aspecto voluminoso, es una moto en principio intimidante, con una distancia entre ruedas considerable, pero ya una vez andando es bastante manejable y con una facilidad para entrar en curva sorprendente. Incluso para moverse entre el tráfico, se siente amigable y con buena capacidad para hacer curvas cerradas. Lo otro es que gracias a su altura, es apta para cualquier persona sin importar mucho su altura, pues se llega con facilidad con los pies al suelo.
Un aspecto importante, sobre todo en un uso urbano, es que a bajas revoluciones no es una moto que vibre mucho. Si hay vibración pero no al punto que llegue a ser molesto. Lo otro es que es caliente.
La instrumentación digital sobre una pantalla de 3.5 pulgadas, con varias opciones, que se pueden cambiar con un botón, es legible y clara.
Con el tipo de frenos que tiene, pensamos que sería una moto difícil de controlar, pero desde la primera frenada notamos que esta es progresiva y precisa.
A pesar de la potencia del motor, no es una moto deportiva pues esta es una moto pesada, pero ofrece la suficiente confianza para hacer cambios de dirección y enlazar curvas. La electrónica nos permite tener mucha seguridad, pues no hay reacciones bruscas y el tacto del acelerador es suave, especialmente al inicio.
Es una moto que recomendaríamos a aquellos que gustan de la velocidad, que quieren una moto que entregue poder, pero que también tenga tecnología.