HUSQVARNA SVARTPILEN 701

Views: 209

El fabricante sueco, que ahora es parte del grupo austriaco KTM, ha regresado al segmento de motos de calle, con la Svartpilen 701, una moto que parece más un concepto que un modelo real, gracias a un diseño fuera de lo común, pero acorde con lo que se conoce como diseño escandinavo, muy limpio, simple y elegante.
Su forma es única, muy vanguardista a pesar de que en Husqvarna insisten en llamarla una “Street Bike de diseño vintage progresivo”. A pesar de lo que digan los suecos, es más moderna que retro, con una estructura Naked, donde el motor está completamente expuesto. Quizás lo único retro, es la forma del asiento, con una zaga recortada, pues si siquiera podemos considerar la lámpara frontal redonda como vintage, pues tiene iluminación LED en forma circular. El tanque de gasolina, tiene líneas angulosas y una capacidad de 12 litros. El chasis está fabricado en una aleación de cromo y molibdeno y queda totalmente expuesto, por lo que se le ha dado un acabado negro mate. El material con el que está hecho permite tener un peso de solo 157 kilos para toda la moto y un chasis con alta rigidez.
El motor es el mismo de la KTM Duke 690, es decir un monocilindrico, refrigerado por líquido y con un desplazamiento de 693 centímetros cúbicos. Este es un motor probado, que utiliza lo último en tecnología de competición, con un sistema de inyección, cuatro válvulas y doble bujía, con lo que se tiene una potencia de 75 HP y un torque de 72 Nm, lo que le confiere tanto velocidad final como capacidad de aceleración. La parte electrónica también ha sido desarrollada por KTM utilizando un acelerador electrónico para tener una entrega suave de torque. Dispone además de control de tracción y un ABS que puede desconectarse y que funciona en conjunto con un embrague antirebote al que la marca denomina APTC, que ofrece mayor seguridad en frenadas violentas. Para esto último, confían en Brembo que ha diseñado un sistema con un disco frontal de 320 mm adelante y 240 mm atrás con calipers de 4 pistones frontales y uno simple atrás.
Para la suspensión han recurrido al fabricante holandés WP Performance System AG, más conocido en el mundo del motocross que en el de motos de calle, que ha suplido una horquilla invertida de 43 milímetros, mientras que atrás recurre a un amortiguador único.
Así como es de revolucionario su diseño, la posición de manejo también lo es ya que el asiento no va tan cerca del suelo como aparenta, pues hay 83 centímetros del punto más bajo al suelo, por lo que esta no es una moto apta para conductores bajitos, además el timón corto, obliga a manejar echado muy cerca del tanque de gasolina, como si se tratara de una súper bike.
Esta es una moto que se mueve en su ambiente sobre las calles de una ciudad, con un comportamiento de primera y una agilidad más propia de una moto de pequeña cilindrada.