FÓRMULA E. Carreras sin ruido pero muy emocionantes.

Views: 185

Cuando en 2011, Alejandro Agag le propuso a Jean Todt, entonces presidente de FIA, hacer un campeonato con autos eléctricos, creo que ninguno de los dos podía prever que diez años más tarde, la serie siguiera existiendo y que en casi su totalidad los equipos están respaldados directamente por las fábricas. Porsche, Nissan, Jaguar, Mahindra, Cupra, DS (Citroen) y Maserati, más un fabricante que también compite en Fórmula 1, como McLaren, son parte de esta temporada.

Tampoco creo que hubieran imaginado, que ex pilotos de F1 estarían siendo los protagonistas. Jean Eric Vergne, Stoffel Vandoorne, Sebastien Buemi, Nick de Vries y Pascal Wherlein, fueron pilotos oficiales, más un par que fueron pilotos de reserva, conforman el plantel de 2024.

El plan original de no hacer cambios, sino cada cuatro años se mantiene y por ello, los autos de 2024, son los mismos del año pasado, sin cambios. Lo único que se puede cambiar es la decoración de los autos y Porsche es uno de los que en México estrenó nuevo “livery”.

La diferencia entre los autos de hace 10 años con los actuales es abismal. Antonio Da Costa, piloto de Porsche, nos contó que cuando lo invitaron a probar el primer auto de Fórmula E, al terminar la toma de contacto, le pidió a su manager que lo sacara de allí y que se olvidara de que iba a manejar eso. Luego, de alguna forma lo convencieron y tiene ya diez años corriendo en la serie. “Los autos actuales son más rápidos, tienen mayor aceleración y podemos correr más tiempo y más fuerte, porque las baterías son muy superiores en cada generación de auto”.

Junto con la llegada de un nuevo auto, en 2023, llegó un nuevo suplidor de llantas, la coreana Hankook, que ha desarrollado una llanta especial para este tipo de competencia, cuyos resultados ha podido plasmar en la llanta Ion, para autos eléctricos de calle.

El auto de Generación 3, utiliza un chasis de fibra de carbón, hecho por Spark Racing Technology, que pesa 840 kilos. Utiliza dos motores, uno por eje para un total de 470 HP, una velocidad máxima de 320 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 2.0 segundos, lo que lo convierte en el auto eléctrico de carreras, más rápido del mundo.

Todos los autos comparten chasis, suspensiones, frenos y batería, con los motores diferente, pues cada fabricante hace los suyos y cada equipo desarrolla su propio software, para manejar todos los controles y ajustes del auto. A pesar de tener dos motores, no tiene tracción a las cuatro ruedas, pues el motor frontal se usa para regenerar energía. de hecho estos autos pueden recuperar el 40 por ciento de la energía que consumen y cargar 600 kW. Las baterías utilizan 900 voltios, más que cualquier auto eléctrico de calle, donde el estándar es de 400 voltios con ciertas excepciones, como Audi y Porsche que usan 800 voltios.

Gracias a esto es que han desarrollado un cargador rápido, al que llaman Attack Charge, que permite una carga rápida en unos 7 segundos que les permite dar tres vueltas adicionales a fondo. Es un equipo que ya tienen y que usan en clasificación, entre sesión y sesión, para cargar a tope la batería, pero que en un futuro quieren usarlo en carrera y tener como en Fórmula 1, una parada en pits, aunque aquí no sería para cambiar llantas, sino para cargar la batería. El plan es empezar a probarlo desde la cuarta carrera de este año.

Para los fabricantes, la aplicación de nuevas tecnologías y su uso en competición, permite traspasar el conocimiento a los autos de producción, de una manera rápida y segura y es ese punto el que hara la diferencia en las carreras, pues ese tipo de detalles son los que hacen la diferencia entre los autos. Un ejemplo de ello son las baterías del auto de carreras, mucho más pequeñas y livianas que la de los autos de calle, capaces de descargarse a mayor velocidad y con mayor capacidad, con una menor huella de carbono.

Estuvimos en la primera carrera del año en México y gracias a Porsche pudimos conocer de primera mano como funciona el equipo, que por reglamento no puede exceder de 30 personas para ambos autos.

El formato de carrera está concentrado en un solo día, al menos en México, aunque hay lugares donde hay dos carreras que otorgan la misma cantidad de puntos, pero que se corren en dos días el mismo fin de semana. Los viernes hay lo que llaman un “Shake down” o práctica, donde ruedan con la mitad de potencia durante 30 minutos. Se hace básicamente para comprobar que el auto está funcionando bien.

La clasificación se hace un par de horas antes de la carrera y se usan tandas eliminatorias, con dos grupos y una sesión de 10 minutos. Los tres más rápidos de cada grupo pasan a una eliminatoria donde el más rápido sigue y el lento es eliminado. Así se llega a un mano a mano final, que decide al ganador.

La carrera tiene un formato más normal, con un solo “stint” de 45 minutos, donde en la zona del Foro Sol, hay una zona, fuera de la línea normal de carrera, que tiene unos sensores. Cada auto puede pasar hasta un máximo de dos veces en toda la carrera, por esa zona denominada “Attack Mode”. Los sensores permiten que el software del auto permita generar 50 kW extra por tres vueltas, con lo que el auto es más rápido que los que no tienen “Attack Mode”. Parte de la estrategia de carrera es decidir en que momento pasar por esa parte y ganar potencia, por lo que es también una parte mental en lo que puede hacer el piloto.

Según Pascal Wherlein, hay mucha diferencia entre manejar un F1 o un FE, pues mientras en el primero se puede ir a fondo vuelta tras vuelta, en la FE hay más estrategia, de como gestionar la carga de la batería, pues si se maneja a fondo toda la distancia, es seguro que no tendrás suficiente energía para terminar. Un claro ejemplo, pasó en la carrera de México que él ganó, terminando la carrera con la batería completamente descargada.

La mayoría de aficionados, piensa que la Fórmula E no tiene emoción, porque los autos no son tan rápidos como los de F1 y no hacen ruido. Sí lo hacen, aunque es muy suave, sin la estridencia de los motores de combustión. ¿Qué las carreras no son emocionantes? Nada más falso pues en la primera eliminatoria de la clasificación, entre el primero y el último habían solo 7 décimas de diferencia, lo que muestra lo parejos que son los autos, con lo que las carreras son súper disputadas y sin la monotonía de el mismo ganador en todas las carreras, como viene ocurriendo en la Fórmula 1, en los últimos 25 años.