JMC VIGUS PRO. EL PRIMER PICK UP CHINO AUTOMÁTICO

Views: 46

JMC o Jiangling Motor Corporation es un fabricante especializado en vehículos comerciales, y entre esos tiene varios pick up. Con estos últimos, han ganado fama de duraderos y de dar poco o ningún problema y es que en el fondo usan tecnología de Isuzu y Ford, pues ellos son sus socios comerciales en China, es decir, le fabrican vehículos a esas dos marcas.

La gama de pick up se llama Vigus y este que les presentamos, el Vigus Pro, es su ultima creación. Para Panamá tendremos dos versiones, el Vigus Work, que va destinado a un cliente comercial y el Vigus Pro, orientado al que lo va a usar en plan familiar y de trabajo, es decir a ratos será un vehículo de trabajo, de carga y en otros un vehículo para la familia, por lo que cada uno tiene una orientación particular y por eso hay cambios sustanciales tanto de carrocería e interior, como de motor.

Exteriormente hay cambios entre las dos versiones, con un enfoque más tradicional para el Work, mientras que el Pro es más desenfadado con una parrilla doble, con la superior delgada y la inferior más grande y con detalles cromados. Con una defensa prominente y luces de LED, el frente ofrece una visión de fortaleza.

Lateralmente podemos observar las lineas de los guardafangos algo cuadradas, que también realzan ese aspecto fuerte que tiene el resto del vehículo. Tiene también: direccionales en el retrovisor, manijas cromadas, una barra protectora que tiene la luz de freno en ella, estribos y ganchos en el vagón. Adicionalmente tenemos ganchos externos en el vagón y estribos. Los rines son de 17 pulgadas, montados en llantas todo terreno.

Atrás el portón no es completamente plano y en la manigueta tenemos la cámara de reversa. Algo original es un protector plástico, en el portón, integrado a la defensa. Tenemos también sensores de estacionamiento tanto atrás como adelante. El vagón tiene buen espacio, ganchos internos y una protección de fábrica.

Las dimensiones son las siguientes: Largo 5.37 metros, ancho 1.90 y altura 1.84, con una distancia entre ejes de 3.08 metros. La capacidad de carga en esta versión es de 720 kilos.

Una vez en el interior, encontramos buen espacio para ambas filas, tapicería en cuero sintético y un tablero que puede pasar por el de un SUV.

En la instrumentación tenemos dos relojes análogos y un centro de información digital al medio, con información variada. Al centro del tablero hay una pantalla digital táctil de 9 pulgadas con el equipo de sonido, el Bluetooth y una serie de configuraciones del auto. La pantalla es compatible tanto con Apple CarPlay como con Android Auto.

La consola central tiene varios pequeños depósitos, una original palanca de cambios y el freno de mano, que es manual.

Para ser un pick up, tiene bastante equipamiento de seguridad, ya que tiene 4 bolsas de aire, dos laterales y dos frontales, tiene asistente de ascenso y descenso, frenos de disco en las 4 ruedas con ABS y EBD, carrocería con zonas de deformación programadas, indicador de que alguien no usa el cinturón de seguridad, seguro de niños en las puertas traseras y control electrónico de estabilidad.

En la parte de motores, las versiones Work y Pro son diferentes y mientras el primero tiene un motor 2.5 turbo diesel de 123 HP, el Pro usa un cuatro cilindros, 2.0 litros turbo diesel de última generación con 140 HP y 350 Nm de torque, lo que es 40 Nm más que el Work. La transmisión en el Pro, es automática de 8 velocidades, que podemos manejar en modo manual, mediante unas paletas en el timón.

El consumo homologado es de 12.5 km/litro, aunque a nosotros nos dio algo menos, lo que es normal. Pero por tratarse de un pick up con tracción 4×4, que se acciona mediante una perilla en el tablero, es una cifra bastante buena.

Es un pick up, creado para un uso bueno fuera de carretera, con una altura al piso de 22.5 centímetros y buenos ángulos de entrada y salida, por lo que podremos usarlo en plan todo terreno y mantener un buen confort de marcha.

En comparación con otros vehículos similares, este es de los más cómodos, tanto sobre asfalto como en tierra, con un motor que ofrece buena aceleración y un precio inferior a casi todos sus competidores directos.