KAWASAKY TERYX. FACTOR DIVERSIÓN: ASEGURADO

Views: 238

Kawasaki acaba de lanzar al mercado su primer side by side, con el que quiere romper el dominio que marcas como Polaris o Can Am tienen en nuestro mercado, con este tipos de vehículos.

Su forma de encarar el vehículo es un poco diferente, pues la carrocería no es tan radical como en esos, su suspensión tiene mucho más recorrido y han preferido un motor de aspiración natural en vez del turbo.

La carrocería tiene un diseño agresivo, sin ser extremo y está hecha totalmente de plástico resistente a los golpes. Las barras anti vuelco van soldadas directamente al chasis para mayor resistencia.

Dos elementos en la parte alta trasera de los lados son las tomas de aire o snorquel, con su filtro, uno para el motor y el otro para la transmisión, lo que asegura que podamos usarlo para cruzar ríos con buena profundidad.

Para que nos vean en todo momento viene con LED diurno, pero de noche tendremos también buena iluminación pues todo es a base de LED.

Kawasaki sabe que su producto va a ser usado en condiciones extremas y por ello han construido un chasis resistente con una suspensión capaz de soportar el abuso al que se someten estos vehículos todo terreno.

El recorrido de la suspensión permite pasar por todo tipo de obstáculos, pues tenemos 47 cm de recorrido adelante y 53 atrás, adicionalmente tenemos 36.5 cm de altura al punto mas bajo del vehículo.Utilizan un esquema de suspensión a base de doble brazo en cada rueda, con los brazos bien gruesos, amortiguadores FOX y el resto de los elementos con apariencia “heavy duty”, con lo que la marca asegura así que tengamos un vehículo libre de problemas, sin importar mucho que tan duro lo tratemos. Las llantas son de 31 pulgadas lo que nos permitirá pasar por todo tipo de obstáculos.

La posición de manejo, ofrece mucho espacio para las piernas y al tener ajuste longitudinal, para los asientos frontales, podemos estar cerca o lejos del timón, que puede ajustarse en altura, de esa manera es fácil encontrar una posición cómoda.

Un detalle interesante es que el cinturón del conductor tiene un sensor y si no esta bien puesto, el auto no funciona y apenas permite acelerar al mínimo.

El cuadro de instrumentos es completamente digital y podemos ver el cambio en el que vamos y la velocidad, de un solo vistazo. Tenemos también la posibilidad de cambiar cierta información mediante un botón lateral.

Detrás de los asientos tenemos espacio para llevar algún objeto pequeño y en la parte trasera hay también espacio para llevar algo más grande, como una llanta de repuesto, que es un accesorio que se vende aparte. Se puede también llevar una nevera, pues tenemos ganchos para asegurar  los  amarres. Para aquellos que no pueden vivir sin líquido a la mano, hay varios portavasos.

El motor es  un diseño nuevo de la marca y exclusivo para este modelo. Es un dos cilindros de 4 tiempos, que va montado en posición central con la caja de cambios del tipo CVT atrás. Tenemos solo 4 posiciones en la transmisión: alta , baja, neutral y reversa. Contamos con dos posiciones de  la transmisión, para avanzar, una para velocidad y otra para torque en baja, pero cuando vamos en alta, hay un botón en el tablero que permite  tener más tracción sobre superficies como lodo o arena suelta.

Es un motor que empuja con fuerza, pero con una entrega de potencia constante y lineal, por lo que no es un  vehículo de sensaciones extremas sino uno fácil de manejar desde el primer momento. Sin embargo, es un vehículo rápido pues en algunos momento pasamos los 100 km/h.

Los ángulos de entrada y salida de este vehículo son extraordinarios, pues las ruedas están en los extremos del auto, con lo que pasar por rocas o subir por ellas, es una tarea sencilla para el Teryx KRX 1000. Además tenemos un protector de acero que cubre toda la parte baja del vehículo, con lo que no hay posibilidad de un daño.

Aunque es un vehículo bastante alto, por el recorrido de suspensión y también bastante cómodo por eso mismo, a la hora de tomar curvas a velocidad, el vehículo se inclina bastante, pero no al punto de ponerse en dos ruedas, sino que más bien tiende a deslizar la parte trasera, algo que puede controlarse bien a golpe de acelerador y timón.

Este es un vehículo recreativo, ideal para los que tienen casa de playa y quieren disfrutar de un vehículo más seguro que un 4 wheel y también más rápido, o para aquellos amantes de la aventura, que quieren descubrir todos los recovecos que ofrece el país, con un vehículo capaz de cruzar cualquier obstáculo y cualquier tipo de terreno. Un vehículo que se maneja muy bien y con el que, en ambos casos, tendrán una dosis de  diversión asegurada.