MERCEDES BENZ 230 CE

Views: 622

CALIDAD INSUPERABLE

Presentado con el siguiente lema: “Construido como ningún otro auto en el mundo.

En mi ruta a mi trabajo, vi por más de 8 años, un Mercedes verde estacionado en una señorial casa en Altos del Golf, siempre en el mismo lugar. Me llamaba la atención por sus lineas clásicas y lo bien conservado que estaba, pero me intrigaba el por qué no lo movían. Un buen amigo me explicó que el auto era de una señora de edad avanzada, que se lo había regalado a su nieto, quien al parecer no le llamaba la atención manejar un auto viejo. Varias veces estuve tentado a parar y hacer una oferta, pero nunca lo hice. Un día el auto ya no estaba. El auto en mención era un Mercedes Benz 230 CE de 1982.

El 11 de marzo de 1976, Mercedes Benz presentaba en el Salón de Ginebra, al sustituto de uno de sus sedanes más exitosos, el W114. La denominación interna de fábrica, para el nuevo modelo, era W123, pero para el publico en general los autos se identificarían con tres números dependiendo de la cilindrada del motor.
Era un sedán de 4 puertas, de aspecto moderno y construcción solida, diseñado por Bruno Sacco, que ya incorporaba una carrocería con muchos de los elementos de seguridad actual, como zonas de deformación, frenos de disco en las cuatro ruedas y columna de dirección colapsable.
Era un vehículo más grande, más seguro y mejor construido que su antecesor, con tecnología que se veía por primera vez en un vehículo de producción y con mucho equipamiento opcional. Algo que representaba una novedad y que se ha convertido en algo imprescindible en la compra de un auto actual.
Un año más tarde, se incorporaba una carrocería de camioneta y una coupé, distinguida esta última con la denominación final C y en el caso de que el motor tuviera inyección: CE. En el coupé, la plataforma tenía 8.5 centímetros menos que en el sedán, con lo que las dimensiones finales eran algo más compactas y el espacio interior se veía reducido.
En la oferta de motores se podía tener un cuatro cilindros o un 6 en línea, para las versiones de gasolina. Con la denominación 230, había dos opciones de motor, ambos de 4 cilindros, uno con un desplazamiento de 2,307 cc alimentado por un carburador y otro con una cilindrada de 2,299 cc con inyección mecánica Bosch. Este último, que es el que tiene el modelo que presentamos, ofrecía 135 HP. Las versiones 250 y 280 utilizaban motores de 6 cilindros.

La carrocería original, tendría una actualización en 1982, donde tanto el sedán como el coupé tendrían lámparas frontales rectangulares, los rines de aluminio Bundt de 14 pulgadas eran de serie en el coupé, las lámparas traseras cambiaban de diseño, las transmisiones manuales pasaban a ser de 5 velocidades y se eliminaban los motores de carburador. Entre las opciones que se podían pedir estaban los limpiadores de faros y el ABS para los frenos.
En 1986, tras 10 años de producción y más de 2.6 millones de unidades vendidas, cesaba la producción de este modelo, que aun al día de hoy, está considerado el modelo más vendido en la historia de la marca de la estrella.

El auto que engalana estas páginas, fue comprado nuevo en Guardia y Compañía, por Aquilino Boyd de la Guardia, ex Ministro de Relaciones Exteriores de Panamá en varios periodos. Su hijo, del mismo nombre, era en esos momentos el Gerente General del distribuidor de Mercedes Benz. El auto pasó a manos de la esposa del propietario original a la muerte de este y fue en su casa donde lo vi por años.
Manuel Burillo Constantino, también veía el mismo carro que yo, y cuando vio un letrero de venta de la casa, decidió llamar y preguntar por el auto, que tras una breve transacción pasó a sus manos, reparando las pocas cosas que no funcionaban y corrigiendo un par de óxidos en la carrocería, para luego pintarlo completamente en el color original.
El auto, que tiene transmisión automática, se mantiene exactamente igual a como se entregó de Guardia y Compañía, solo se han cambiado los elementos usuales de mantenimiento, como llantas, filtros, correas, mangueras y batería, todo lo demás vino con el auto, incluyendo el radio y la antena eléctrica. Ir en su interior es estar en una cápsula de tiempo, una algo moderna, pues este auto cuenta con muchos de los elementos de confort actuales, con un andar muy suave y silencioso, tal como lo que uno espera de un Mercedes.