RETROMOBILE

Views: 123

La Puerta de Versalles, en París, se viste de gala, cada año a inicios de febrero, para presentar lo mejor en el tema de autos de colección en Europa. En esta ocasión se rindió tributo a los vehículos del Dakar, a los récords de Renault y a los 100 años de la marca MG.

El tiempo pasa, pero la misión de Retromobile se mantiene sin alteración, según Romain Grabowski, director de la exhibición. Y esa misión consistió en reunir este año más de mil vehículos, incluyendo cientos de motocicletas, que estrenaron una nueva sección, dedicada exclusivamente a las dos ruedas.

Clubs, fabricantes, restauradores, aseguradoras, vendedores, son parte vital en el éxito de Retromobile, que este año atrajo a 550 expositores de todo el mundo, que compartieron con el público los más de 70,000 metros cuadrados dedicados a la exposición.

Son seis días de actividades, pues no solo se exhiben vehículos, sino que hay desde subastas a desfiles de modas, con conferencias y visitas de personajes famosos de la industria y el deporte. Entre los asistentes a la edición de este año estuvieron Jackie Ickx, Sebastien Loeb y Charles Leclerc.

Este año el museo Blindados de Saumur, decidió mostrar dos tanques desarrollados al final de la Segunda Guerra Mundial, el Chaffee M24 y el Centurion, con demostraciones en el exterior del Palacio de Versalles.

Dentro de la exhibición de autos de la marca MG, se presentó el EX181, un auto para romper récords de velocidad. Sir Sterling Moss batió cinco récord de velocidad con ese auto, logrando en uno de ellos 395.32 km/h. Junto a ese vehículo se expusieron los principales modelos deportivos de la marca, aunque también se pudieron observar muchos, en stands de clubs y restauradores.

 

En 1974 aparecía un auto que se iba a convertir en uno de los modelos más vendidos a lo largo de este medio siglo. El Volkswagen Golf, por ello la marca exhibió en su stand una colección de los diferentes modelos del Golf, desde el primero hasta el actual. Otro auto que cumplió los 50 años fue el Porsche 911 Turbo, que también fue homenajeado con varios modelos repartidos entre un buen número de stands.

Otra exhibición fue dedicada al rally Dakar, más específicamente a sus primeros años, donde se le conocía como París Dakar. Considerada una de las competencias más duras del mundo, en Retromobile se exhibieron diez autos y cinco motos. En el stand dedicado a esa carrera, Jackie Ickx, varias veces ganador de la prueba, hizo una charla, contando sus mejores recuerdos y anécdotas.

Una institución francesa que también llegaba a los 100 años era el circuito oval de Linas-Montlhéry, que con sus 12 kilómetros fue uno de los más importantes de su época y sede del primer Gran Premio de Francia en 1925.

Una de las principales atracciones de Retromobile es la subasta de Artcurial, con una impresionante cantidad de autos de pre guerra y una colección de Ferrari, que cambiaron de manos por sumas astronómicas. Fueron seis horas en las que el 75 por ciento de los vehículos subastados encontraron  compradores. 

Retromobile es un evento único, tanto por la cantidad de vehículos expuestos como por la calidad de estos. Un evento que todo aficionado a los vehículos antiguos o de colección deben ver por lo menos una vez en su vida.